lunes, 13 de julio de 2009

Lex historiae non mutandae

Rusia también está desarrollando su propia legislación de memoria histórica. Así como, en España, la historia parece que se circunscribe al período 1936-1975, Rusia también ha recreado su propia versión y circunscribe la historia al período 1941-1945. En cuanto a 1939, año bastante destacable en otros lugares, las cosas cambian. En 1939 no pasó nada reseñable en Rusia; Molotov apenas se reunió con Ribbentrop ni firmaron ningún acuerdo importante, sólo algún papelajo de cortesía. En 1940 tampoco pasó nada del otro mundo. Un ataquito a Finlandia y una ocupación de poca monta de las repúblicas bálticas, si acaso, que las liberó de sus regímenes corruptos, burgueses, capitalistas y opresores y los sustituyó por el benéfico régimen socialista puturrudefuá, siempre a petición de sus propios proletarios, claro.

Sólo en 1941 comienza verdaderamente la historia, con el incalificable ataque nazi a la Unión Soviética y la victoriosa guerra que libró el país.

Pero la hidra fascista no ceja en sus maquinaciones y, tras la desgraciada disolución del país que estaba camino del paraíso socialista (y sólo le faltaba un poquito por llegar a él), comenzó a revisar la historia y, durante el período que va aproximadamente desde 1993 a 1999, se atrevió subrepticia pero constantemente a imprimir opúsculos vergonzosos en que se criticaba alguno de los sacrificios, dolorosos pero necesarios, a que las autoridades del Partido tuvieron que someter a los pueblos que regían en el camino del paraíso.

Es más, en las repúblicas bálticas y otros lugares antaño pertenecientes al lamentablemente preterido campo socialista, países ingratos donde los haya y ensoberbecidos con la especie de independencia de que blasonan, políticos desdichados se atreven a decir que la gloriosa liberación de 1944-1945 no fue tal, sino una ocupación no mejor que la alemana anterior.

Quedaba claro que la medida estaba colmada, con lo que no es de extrañar que viniese a poner cordura el presidente Medvedev el día de la Victoria de 2009, para restaurar la verdad histórica. Poco después, el 19 de mayo, creó una Comisión para Contrarrestar los Intentos de Falsificar la Historia en Detrimento de los Intereses de Rusia. Sí, se llama así. Se trata de luchar contra las falsificaciones que pretendan disminuir el prestigio internacional de Rusia.

La Comisión se reunirá dos veces al año y se compondrá de representantes de varios entes públicos, entre los que, naturalmente, no podía faltar nuestro querido FSB, los servicios secretos. Habrá que ver lo que se cuentan.

Es más, paralelamente, en la Duma se está rumiando un proyecto de ley preocupante (si sabéis ruso, lo podéis buscar en la aplicación de la página de la Duma, mirando los proyectos introducidos el 6 de mayo), que consiste en una reforma del Código Penal, oficialmente para castigar a los revisionistas del nazismo, pero que tiene un tipo penal literal un pelín... flexible. Además, la intención es seguir la escuela Garzón y arrogarse la jurisdicción universal, con lo que caerían en el trullo tanto rusos como extranjeros, residentes, ausentes, tirios y troyanos. Veamos:

1.- Si expresas que ciertas acciones de los países aliados contra el Eje fueron delictivas, te pueden caer tres años o trescientos mil rublos de multa. A mí me da que no se refieren al bombardeo de Dresde, sino a los bálticos que dicen que vaya liberadores que les fueron a tocar. Pues eso es delito y ojito con ponerse al alcance de un tribunal ruso.

2.- Si, encima, eres funcionario o cargo público, o si expresas tu opinión mediante medios de comunicación masiva, te caen cinco años o entre cien mil y medio millón de rublos de multa e inhabilitación por tres años. Se va a enterar el Presidente de Estonia, como siga yéndose de la lengua.

Así pues, en cuanto la ley entre en vigor, que entrará, uno ya no sabe muy bien cómo afrontar la historia rusa sin correr el riesgo de tener un disgusto. El 18 de mayo, a los servicios jurídicos de la Duma les entró un poquito de vergüenza penalista, así que emitieron un informe sugiriendo algunas modificaciones de tipo técnico que, si se adoptaran, descafeinarían bastante el tipo. De paso, crearían un artículo incomprensible, lleno de términos típicos normativos y técnicamente infumable, pero eso es la técnica jurídica rusa, de la que ya escribiré otro día.

La solución sería escribir de cualquier cosa menos de la Segunda Guerra Mundial, con lo que esquivaría el Código Penal ruso... pero no la Comisión para Contrarrestrar... uf, todo eso, que teóricamente puede ocuparse de cualquier época histórica. No sé, igual les da por querer rehabilitar a Iván el Terrible.

Normalmente, predecir el futuro es difícil. En Rusia, predecir el pasado también lo es.

3 comentarios:

Al'bert dijo...

Qué curioso! Lo has leído en algún periódico ruso? Me gustaría saber la fuente original. Este tema me resulta muy interesante. Yo leo todos los días algún periódico ruso, y nada, no me he enterado de esto... Es lo que tiene la prensa libre, jaja...

Fernando dijo...

Pues yo si me he enterado, en el Moscow Times y en el Pravda.ru, ¡vaya pareja! En el primero criticando y en el segundo elogiando. Precisamente en uno de los dos comentaba el bombardeo de Dresde que tú has mencionado, parece que ya le han llamado la atención a alguien que dijo que fue un bombardero innecesario y criminal, pero estoy de acuerdo contigo en que la ley se cebará con los críticos al papel de la URSS en la 2ª GM.
No obstante Alfor, me vas a permitir que haga de abogado del diablo (papel que me gusta representar). Lo cierto es que la manía políticamente correcta para "interpretar" la historia, o para acomodarla, no afecta sólo a los rusos. Siguiendo con la 2ª GM leí que el Parlamento Europeo aprobó una declaración en la que culpaba por igual a Alemania y a la URSS del inicio de la guerra. Me pregunto qué legitimidad tiene una cámara parlamentaria, por tanto no formada por historiadores, para valorar un hecho histórico. Me pregunto también cuántos parlamentarios europeos realmente conocían a Chamberlain, Ribbentrop o Molótov. A lo mejor sí han oído hablar del cóctel Molótov.
Saludos

Alfor dijo...

Al'bert, la mejor fuente original es la propia Duma, que es muy transparente. Su página es http://www.duma.gov.ru. Una vez allí, en el menú de la izquierda, vas a "Zakonodatel'naya deyatel'nost GD" y de allí a "Zakonoproekty". Se te abrirá una ventana y se iniciará el programa de búsqueda de proyectos de ley. Buscas el 6 de mayo y enseguida te saldrá todo.

Fernando, creo que tienes toda la razón. Ni la Duma ni ningún otro parlamento debería tener nada que decir sobre asuntos como éste, y el Derecho Penal tampoco debería servir para meterse en camisa de once varas y enrarecer el ambiente, sino para mantener el orden público y corregir al que lo amenaza, cosa que no se va a conseguir con estas lindezas.

Lo del Parlamento Europeo no lo conocía y, si es cierto, me parece totalmente fuera de lugar. Pero, claro, cuando no hay nada que hacer, te tienes que entretener con cualquier cosa.

Bueno, y el bombardeo de Dresde fue innecesario y criminal. Lo digo ahora, aprovechando que la ley no ha entrado en vigor y la ley penal nunca se aplica retroactivamente. :)