lunes, 2 de enero de 2012

Puentes

Acabamos de empezar 2012 y estoy de vacaciones por España, así que no estoy al pie del cañón de la actualidad rusa, que ahora no puede ser, de todas formas, muy movida, porque los diez primeros días de enero son festivos. En cualquier caso, y a propósito de festivos, por España parece que levanta bastante revuelo la intención del nuevo gobierno de eliminar los puentes y pasar los festivos al lunes, quieras que no.

A mí, eso me parece una tontería como otra cualquiera. No me imagino celebrando Navidad en un día que no sea el 25 de diciembre, ni Reyes otro que no sea el 6 de enero. Llevado al extremo, podríamos celebrar el inicio del año en un día que no sea el 1 de enero, sino el lunes más próximo, lo cual sería, por lo menos, chocante. Y, la verdad, no se me alcanza ninguna fiesta tan apocada que no merezca conservarse en el día en que nuestros mayores decidieron instituirla.

En Rusia, el asunto lo han resuelto de otra manera, y quiero traerlo aquí como ejemplo de que hay maneras de resolver el molesto (por lo visto) asunto de los puentes sin retorcer el calendario.

En Rusia, los festivos son once y punto. No hay más, ni menos, y así lo dice el Código Laboral, que no permite muchas florituras. Eso sí, cuando alguno de estos once días cae en sábado, o en domingo, se celebra el día que toca, eso siempre, y el lunes siguiente es automáticamente declarado no laborable.

Si estos días caen en lunes o viernes, no hay problema y tienes un fin de semana largo. Si cae en miércoles, pues tienes un descansito en mitad de la semana. El problema del puente viene si el festivo cae en martes o jueves, con la tentación de no ir a trabajar el día intermedio. Rajoy quiere pasar ese día, por lo que he oído, al lunes o viernes más próximo.

En Rusia, lo que hacen es mantener el festivo donde toca y declarar el día intermedio festivo. A cambio, el sábado inmediatamente anterior, o posterior al fin de semana largo, es declarado laborable. Con lo cual se trabajan más días y se tiene un fin de semana largo eliminando los puentes, y sin necesidad de celebrar el Jueves Santo en lunes.

A todo esto, preguntará alguno, esos sábados declarados laborables, ¿realmente se trabaja?

Hombre, algo más que en el domingo posterior sí que se trabaja, y el tráfico es algo más intenso que un sábado normal (donde, de por sí, ya hay atascos), pero vamos, que nadie se mata demasiado. Pero eso es en Rusia. En un país serio, sin absentismo laboral, y ejemplar a la hora de cumplir nuestras obligaciones, como es indudablemente España (¿Cómo? ¿Que no?), eso no tiene por qué suceder.

En todo caso, siempre será que mejor que celebrar el 30 de abril el Primero de Mayo, ¿no?

3 comentarios:

Chema dijo...

Totalmente de acuerdo. Creo que el sistema ruso es mucho más racional. Un saludo.

Kozure Okami 浪人 dijo...

es curioso, Alf, pero aqui en colombia hace siglos que trasladamos el dia festivo al lunes mas cercano. Pero, a diferencia de lo que planteas, ciertos festivos son declarados intrasferibles: Semana santa, independencia, 1 de mayo, navidad y año nuevo. Creo que es la tecnica que deberia usar Rajoy. Aqui todos somos felices de tener lo que tu llamas fin de semana largo, y aqui llamamos "puente festivo".

Alfor dijo...

Chema, bienvenido, y un saludo igualmente.

Kozure Okami, supongo que Rajoy va a hacer algo así, pero no sé si conseguirá que la Inmaculada Concepción no se celebre el 8 de diciembre, y ése es el puente que ha desencadenado todo el lío. La Inmaculada Concepción forma parte de las esencias de la España tradicional; ya Felipe González intentó cambiarla de sitio, y no lo pudo hacer. Rajoy no debería conseguirlo.

Creo que se nota que cambiar las fiestas de sitio no me gusta. Las fiestas son un signo, y la fecha en que se celebran forman parte del signo.