viernes, 9 de mayo de 2008

Más memoria histórica

Son días de celebraciones y de fastos. En España, se celebra a trancas y barrancas el segundo centenario del 2 de mayo de 1808, supongo que entre la indiferencia general, y más desde que leo que los políticos españoles dicen que los franceses y los afrancesados tampoco eran tan malos y que intentaron traer la modernidazzz a España. Claro, así no hay manera de celebrar nada. Si ya los políticos te están diciendo que aquello no estuvo tan bien y que los franceses eran buena gente, moderna y tal, pues ya se te queda el resquemor de que tus antepasados les dieron p'al pelo a los pobres. No estoy en España, y no sé si los tiros van exactamente por ahí, pero sospecho que sí.

Aquí, no.

Aquí, como todos los años, se celebra con todo boato la victoria soviética en la Gran Guerra Patria, que en el resto del mundo se conoce como Segunda Guerra Mundial. Este año, además, tenemos desfile de tanques por la calle Tverskaya, y se lo han tomado tan en serio que hasta han dibujado carriles para ellos, de color amarillo, en la calle, supongo que para que los conductores de los tanques los sigan a rajatabla y no se salgan por ahí de farra. Será divertido ver a los milicianos de tráfico poniendo multas a los tanques... si se atreven.

Por lo demás, uno pensaría que nadie perdió esa guerra. La propaganda soviética todavía tiene mucho cuidado en insistir en que se luchó no contra el pueblo alemán, que fue engañado, sino contra el fascismo. Todos los escritos oficiales no hablan de alemanes; hablan de "fascistas", sobre todo, o a veces de "nazis", lo cual es desde luego más exacto.

En cambio, los manuales de historia hablan continuamente de alemanes y mucho menos de fascistas, lo cual hay que reconocer que está más en consonancia con el sentir popular. Eso sí, el sentir popular es más bestia. En España también, ¿verdad? Por muchas tonterías que nos digan desde arriba, los franceses eran unos puñeteros invasores con complejo de superioridad que nos miraban por encima del hombro, y los afrancesados unos traidores de mierda que sólo merecían desprecio. Y siempre lo serán. Y esta vez no escribo el "aquí, no" de costumbre.

- Pues mañana no tenemos clase - decía Abi.
- No, es fiesta - decía Ro.
- ¿Qué os cuentan en clase sobre el Día de la Victoria? - tercié yo.
- Bueno, que los rusos vencieron al fascismo. Y primero lo habían vencido en España, donde también había fascistas.
- ¿Que en España quéeee?

Urge una clase de historia contemporánea de España.

- Oye, y eso del fascismo, ¿qué es? - dije yo.
- Bueno, eran los alemanes - dijo Abi.
- Ajá, ya. Así que los alemanes ¿Y os cuentan algo más de la fiesta de mañana?
- No nos cuentan nada. Supongo que será por Polina.
- ¿Polina? ¿Y qué le pasa a Polina?
- Polina es una compañera de clase.
- ¿Y?
- Es que Polina tiene una madre alemana.
- Ah.
- Sí. Es medio partisana y medio fascista.

Así que, alemanes, ya lo sabéis. Da igual que tengáis carné de "Die Linke", que hayáis sido miembros de la Stasi, que hayáis saboteado clases en Berlín Oeste para pedir el fin del capitalismo o que repartierais chapitas de Rosa Luxemburgo a la salida de la Universidad: aquí estáis marcados para siempre.

5 comentarios:

miguel dijo...

Alfor Las palabras también enferman y es preciso sanear los lenguajes, porque tras la expresion del lenguaje siempre está lo expresado, pues no necesariamente siempre son idénticos expresió y expresado.Ya es sabido la facilidad con que hoy se denomina facha o progre a una persona de forma subjetiva,como también " trepa " aquel que se exfuerza..
Hasta el lenguaje jurídico cae en el error de independizarse del lenguaje de la calle.P.e,Se dice interrupción del embarazo por no decir aborto,,o seguridad ciudadana por orden público,,igual que se sustituyó beneficio de pobreza por justicia gratuita.
En mi opinión es necesario seguir el consejo del aº tercero del código civil cuando regula la forma de inter`pretar las normas indicando que (además y sobretodo) se tendrá en cuenta el sentido propio en relación con el contexto
donde se encuentre lo que se pretende interpretar.
Abogo por un exfuerzo filosófico consistente en conseguir que se recupere el orden,la claridad,y la funcionalidad de los términos(jurídicos,en mi caso concreo)para un eficaz servicio linguístico.
Tengo infinidad de amigos alemanes
con toda clase de ideologías como ocurre con los españoles o con los franceses.Hay que cuidar el lenguaje,si, pero mucho mas la consideración de los juicios de valor que actualmente se vierten de forma generalizada( cuando no malintencionada)Eso obliga a hablar mucho mas con niños y con mayores, dando toda clase de explicaciones posibles, utilizando la lengua y no tanto el ordenador y sobretodo el movil-abreviado.

César dijo...

Saludos, Alfor. Ya que lo vives en directo, feliz 9 de mayo!

Miguel -con permiso del anfitrión-, en un momento dado de la última cena, Jesús habló a sus Apóstoles de esta guisa: primero me vereis, luego no me vereis, después volvereis a verme para dejarme de ver nuevamente ... El bueno de Pedro, estupefacto, le miró fijamente y dijo a su vez: Maestro, lo que más me gusta de ti es lo bien que te explicas!
[xD]

miguel dijo...

Seguro que "el bueno de Pedro" tiene mas sentido del humor que la ironía que muestra Cesar.No hay versión alguna de los evangelios igual a la descrita.Jesús en Juan 16.16 anuncia un pronto regreso dentro de poco.Algunos (no Pedro)comentan: Qué es ese poco.Jesús expone simil de mujer a punto dar a luz entristecida hasta ver al niño y ya no acordarse del aprieto.Celebro conocer la nueva versión a guisa de juego de palabras.

Esther Hhhh dijo...

Madre del Amor Hermoso, Alfito, y por lo que veo, o leo mejor dicho, Abi considera a los italianos partisanos ¿No? aunque mirando un ratico hacia la historia, también puede que el padre de la tal Polina, sea francés, yugoslavo o ruso, incluso español, aunque en ese caso tú hubieras preferido, si no me equivoco, el término "maqui"...

En fin, yo creo, en cualquier caso, Alfito, y espero que así lo hayas hecho, que tus nenas necesitan un pequeño repaso a la historia, antes de que me las confundan más, y de paso inclúyeles alguna lección sobre España, el fascismo y la intervención rusa, porque yo muy puesta en este trozo de la historia no estoy, pero me parece que no es "exactamente" como se lo contaron a ellas, ¿no? Y por Dios, sobretodo hazles comprender que su amiga no es ni medio partisana ni medio fascista, ainssssss....

Besitosssssss

Alfor dijo...

Miguel, mi definición de fascismo es algo así como "ideología que ha sustituido a Dios por la nación, real o ficticia, y que supedita a la misma toda la acción política". Me caben aquí el nazismo alemán, el fascismo italiano, no me caben bien el franquismo ni el salazarismo, y comienzan a encajarme algunos nacionalismos actuales.

Obviamente, hablar alegremente de fascistas y de fascismo a los niños, y no explicarles qué es eso, quizá porque los propios profesores no lo tengan claro, me parece mal. El resultado es eso, que los niños salen mal formados y acaban por deducir de las premisas que les han contado algo que no es verdad.

"Los soviéticos vencieron a los alemanes en la Gran Guerra Patria."
"Los soviéticos vencieron a los fascistas en la Gran Guerra Patria."
"Luego los alemanes son fascistas."


Es un sofisma, claro, pero no deja de ser lógico, y más para un niño. Y sí, yo también tengo infinidad de amigos alemanes, casi desde que tengo uso de razón.

En fin, si te consuela, desde luego aquí encontrarás poco lenguaje políticamente correcto.

César, gracias por las felicitaciones. Igualmente. Pero la verdad es que ha sido agotador.

Estherita, a quien Abi considera partisanos no es a los italianos, de quienes apenas ha oído hablar, sino a los rusos. El padre de Polina con práctica seguridad es ruso, y su madre seguramente también lo es, aunque étnicamente sea alemana, pero los apellidos son difíciles de borrar, y explicar la diferencia entre nacionalidad y pertenencia a un grupo étnico también se las trae, sobre todo porque en España lo de las razas nos trae bastante sin cuidado.

En el caso español, por cierto, yo hubiera detestado el término "maqui", que me suena a muerto de hambre. Tenemos "guerrilla", "facción" o "partida", que tienen más renombre y, sobre todo la primera, han hecho carrera en otras lenguas distintas del castellano.

De momento, a estas alturas ya he explicado que los soviéticos no ganaron ninguna guerra en España. Pero, claro, la desestalinización debe ir por partes. :)