domingo, 12 de febrero de 2012

Congelación

Pensáis que en España hace frío, ¿verdad? Y es verdad, hace frío, un frío que pela. Objetivamente, en Valencia debe hacer ahora mismo unos cinco grados, mientras que en Moscú hace... veintiocho bajo cero, que no está nada mal.

Ilustrémoslo esto con un chistecillo que me envió hace unos días un lector de la bitácora.

+18° C – En Hawaii usan dos mantas.
+10° C – En los edificios de Helsinki quitan la calefacción.
+2° C – Los coches italianos no arrancan.
0° C – El agua se congela.
-1° C – Ves tu aliento. Los rusos están tomando helado y bebiendo cerveza fría.
-4° C – Tu perro se mete en tu cama.
-10° C – Los coches franceses no arrancan.
-12° C – Los políticos empiezan a hablar de los vagabundos.
-15° C – Los coches americanos no arrancan .
-20° C – Oyes tu respiración.
-24° C – Los coches japoneses no arrancan .
-28° C – Tu perro se mete en tu pijama.
-29° C – Los coches alemanes no arrancan .
-30° C – No hay ningún coche normal que arranque.
-36° C – Los coches rusos no arrancan .
-39° C – Los rusos se abrochan todos los botones de la camisa.
-50° C – Tu coche se mete en tu cama.
-60° C – La gente en Helsinki están congelados. En Moscú se abrochan los abrigos.
-70° C – El infierno está congelado.
-72° C – Los abogados empiezan a ponerse las manos en los bolsillos.
-120° C – El alcohol se congela. Los rusos se ponen bastante nerviosos.
-273,15° C – Cero absoluto. Las moléculas dejan de moverse. Los rusos chupan el vodka congelado.


Este chiste da una imagen del ruso como un machote todoterreno que se caracteriza por su indiferencia frente al frío. Y por ello puede resultar sorprendente el hecho de que, al menos en mi opinión, los rusos (al menos los moscovitas) son bastante frioleros y que, en realidad, donde verdaderamente se pasa frío es en Valencia y los que aguantamos el frío a pecho descubierto somos los valencianos ¿Que cómo justifico esto? Me remito a la próxima entrada.

Ahora voy a hacer acopio de mantas y a tratar de caldear un poco la habitación, Dios mío.

6 comentarios:

Jose Gonzalez de la Mota Roman dijo...

Suerte con el frio. Y que pase pronto. Yo sufri hace unos años en Enero, estando en Moscu, tres dias seguidos con temperaturas inferiores a -30ºC. Ni que decir tiene que permaneci en casa todo el tiempo hasta que las reservas de comida se agotaron y tuvimos que ir al Ashan de turno, a -33ºC. La ida fue terrible y la vuelta infernal, cargados con las bolsas, ese viento cortando la cara como cuchillos y escuchando a mi suegro decir, "Jose, esto es el verdadero invierno ruso". Ya en casa, al abrigo de las paredes, dimos cuenta de una botella de vodka durante la cena para ver si entraba en calor. Ni con esas...Ahi entendi esa expresion del "General invierno" usada para explicar la derrota en varias guerras de los enemigos de la madre patria.

Al'bert dijo...

Hay cosas de los rusos bastante raras que yo no sé explicar respecto al frío. Por ejemplo, cómo es posible que los vagabundos toquen el acordeon a -30? Yo eso lo he visto muchas veces en Rusia y no me explico, pues a mí a esa temperatura, ya no se me mueven los dedos al cabo de 5 minutos.

Y lo de las tías en minifalda y con tacones caminando por el hielo a -30, mientras yo me la pego incluso caminando con crampones?

Y luego están los típicos cachondos inauditos, como el que ví yo una vez en Komsomolsk na Amure a -50 grados, y el tío iba en camiseta de tirantes. Era del cuerpo de paracaidistas, para más señas, aunque esta estampa la he visto muchas veces a temperaturas de -40 y -30 en numerosos lugares de Rusia.

Albert

Fernando dijo...

Mi profesora de ruso es una friolera de campeonato y además es moscovita. Según ella es un mito que la gente del norte no sientan el frío. Esta no es de las que Albert ha visto en minifalda y tacones (yo tampoco dicho sea de paso).
Saludos

beloemigrant dijo...

En Andalucía, secreto de Estado, somos más resistentes al frío que, por ejemplo, los alemanes, que siempre se están quejando. Mi hermano cree haber encontrado la causa: 1) En nuestras casas no suele haber más calefacción que un brasero; 2) tardamos muchísimo en guardar la ropa de verano: aunque empiece a hacer fresco, nos resistimos a quitarnos la camiseta, así que nos aguantamos.
Similar pasa con los leoneses: en verano las temperaturas del día y de la noche se diferencian fácilmente en 20 grados, y se pasa uno el verano en camiseta.
Por cierto, para Al'bert, lo de los dedos de los rusos, que no se congelan... ¿es impresión mía o los hombres rusos suelen tener los dedos bastante gordos? Ahí hay más venas, más grasa y más vida. Estarán más calientes por fuerza. Lo del borracho que se pasa el día delante de mi casa (y estamos por las mañanas a -20ºC) no me lo explico. ¿Tienen tejido adiposo pardo?

Anónimo dijo...

Hay gente que aguanta bien el frío, otros el calor. En todos los países. También en muchos sitios hay paracaidistas y similares en camiseta.
Todos los extranjeros en el litoral mediterráneo español que viven pemanentemente, se quejan de que sufren frío en los inviernos. Curiosamente, los moros lo aguantan sin problemas(aunque con butano).

Alfor dijo...

José González de la Mota Román, nunca verá a un ruso en Rusia, aunque sea su suegro, que muestre debilidad por frío ante un extranjero. Antes la congelación.

Al´bert, lo de los vagabundos supongo que es por el combustible que llevan y por hábito, que en este caso "hace al monje". Lo de las chicas yo diría que es por vanidad (pero a -30º ya se abrigan, ya), y lo de los paracaidistas es por marcar. Seguro.

Fernando, y otro día hablaremos de los que van en el metro con unos abrigos y gorros como para derretirse.

Beloemigrant, estoy totalmente de acuerdo. Lo mismo es aplicable a los valencianos, que claramente aguantamos el frío mejor que los alemanes, y ahí va la entrada de hoy para ilustrarlo.

Anónimo, si los moros aguantan el frío sin problemas, temblemos (y no de frío) ¡La invasión es inminente! :)