sábado, 14 de mayo de 2011

Xenofobia local

A veces me preguntan si los rusos son racistas. Como generalizar está feo, no digo ni que sí ni que no; es evidente que hay rusos muy racistas, igual que hay racistas en cualquier sitio, y que hay rusos que no son racistas en absoluto, como en cualquier sitio. Eso sí, a veces se observa un ramalazo de instinto discriminador que echa para atrás. Se supone que la Unión Soviética era el país de la amistad de los pueblos y tralarí tralará, pero Rusia, que ha heredado tantas cosas de la Unión Soviética, no tengo nada claro que haya heredado ésta.

Mañana se corre una media maratón abierta a lo largo del río Moscova, con salida y llegada en la Plaza Roja. Indudablemente, un sitio chulo para correr, un sábado por la mañana de mayo, y probablemente con buen tiempo. Me pilla, además, en buena forma y con posibilidades de mejorar mi marca, que ya es algo más presentable que el año pasado por estas fechas, después de un otoño deportivamente muy fructífero.

En España, te apuntas un par de días antes, pagas la cuota, te presentas en la salida, recoges el dorsal, y a correr. Como mucho te piden el DNI para asegurarse de que el que corre eres tú, y no Martín Fiz, pero muchas veces el control es de lo más laxo.

Aquí, no.

La documentación necesaria para presentarse, y en general el reglamento aplicable, la podéis ver en ruso aquí. Si eres ruso, y quieres correr, la cosa es farragosa, pero posible; si no eres ruso, la cosa es farragosa, menos posible, y en todo caso directamente ofensiva. Veamos los requisitos uno a uno:

1.- Documento que certifique la edad del participante.

Eso me parece lógico, y es algo que todos tenemos en casa, en forma de pasaporte o DNI. Comoquiera que la participación en la media maratón está limitada a mayores de 18 años, tiene hasta cierto sentido.

2.- Póliza del seguro médico obligatorio.

Los guiris que estamos aquí no estamos realmente obligados a ningún seguro médico (se refiere al equivalente ruso a la Seguridad Social), sino que podemos permanecer asegurados en nuestros países de origen y tener aquí un seguro privado. En España, todos los organizadores de carreras aseguran a los participantes, y nadie pide pólizas ni cosas raras. Aquí los organizadores se ahorran ese gastillo. Pero bueno, todavía podría llevar mi póliza de seguro y discutir con quien me tenga que apuntar.

3.- Certificado de un centro médico, firmado y sellado por un médico, que indique que el participante puede ser admitido a una carrera de 21 kilómetros y 97,5 metros.

¿No es adorable? Los organizadores velan por tu salud. Sería bonito si fuera verdaderamente real. Aquí te piden certificados médicos para casi cualquier actividad deportiva. Te piden certificados médicos para nadar y, si no lo presentas, no entras en la piscina. Lo bueno es que hay un médico en la propia piscina que te hace allí mismo el certificado sin mirar siquiera si sabes nadar o te falta un brazo, pero cobrando por el mismo, eso sí. El certificado vale por tres meses, transcurridos los cuales tienes que sacarte otro ¿Y ahora tengo que pasar por el engorro de ir al médico, explicarle lo que quiero y pagar una pasta por que me extienda un papel? ¿Para una mísera media maratón? Ufff... cualquiera diría que quiero participar en un ironman.

4.- La cuota de salida para los ciudadanos de Rusia, la CEI y los países del Báltico es de 150 rublos (unos cuatro euros, vale).

Los ciudadanos extranjeros pagarán 20 dólares USA.


Que los zurzan, a los organizadores. Va a correr la media maratón su tía. Y no es por la cantidad, que no es demasiado excesiva (en España la participación en una media va por doce euros, a ojo), sino por el morro increíble de ponerme, delante de mis ojos, que voy a pagar más del triple que el ruso, o caucasiano, o centroasiático, o báltico de turno por el simple hecho de ser español ¿Me van a dar más por haber pagado más? Ni de coña. Es más, si pueden me darán menos. Toda esa historia para una mierda de organización (ya los conozco), con los kilómetros sin señalizar, sin avituallamiento y en la que en la meta te dan una medalla de plástico y un helado para recuperar fuerzas.

Si he de correr, tendrá que ser en España. Aquí va a ser que no me quieren.

P.D.: Durante la carrera estuvo lloviendo copiosamente sin parar.

Je, je...

5 comentarios:

Al'bert dijo...

Me ha molado especialmente lo de "la amistad de las naciones, tralarí tralará..."

Alfor dijo...

Al'bert, y hay gente que se lo creía con su mejor voluntad.

Fernando dijo...

Puede parecer extraño (o a lo mejor no), pero en una entrevista en televisión a un centroasiático que presidía una asociación de emigrantes, este declaró que la Rusia soviética era más tolerante que la Rusia actual.
Saludos

Alfor dijo...

Fernando, no me cabe la menor duda de que los extranjeros estaban más discriminados en la URSS que en Rusia, y sus movimientos mucho más limitados. Lo que pasa es que el centroasiático era soviético, y no es ruso. Ahora sí es extranjero, y entonces no lo era.

GAMBRINUS dijo...

P.D.: Durante la carrera estuvo lloviendo copiosamente sin parar.

Je, je...
Que rencorosillo eres. De todas formas te ries de los pobres tolais que han pagado y se han mojado, por que los organizadores se lo habran llevado calentito. Menudo pais.
Saludos