lunes, 2 de mayo de 2011

Quinto anno

Ayer fue el primero de mayo, día en que el mundo celebra, según a quien preguntemos, el día del trabajador o simplemente San José Obrero. Esta bitácora, sin embargo, se limita a celebrar su cumpleaños.

Cinco años, tú. Cinco. Casi ochocientas entradas y más de tres mil comentarios. Ni de lejos pensaba yo el ya lejano 1 de mayo de 2006 que se iba a llegar a esta situación.

Entretanto, las cosas han cambiado mucho por aquí. La tropa, que estaba compuesta por tres niños pequeños en edad preescolar, sigue compuesta por tres personas (el cuarto intento falló, lamentablemente), pero llamarlos «niños pequeños» es irreal, por mucho que en ocasiones se comporten como tales. Más bien se trata de dos preadolescentes (una de ellas cada vez menos «pre»), y de un guerrillero infantil insumiso.

Moscú, en estos cinco años, ha cambiado menos de lo que lo había hecho antes. Es cierto que, leyendo algunas entradas del 2006 (por ejemplo, las del parque móvil), suenan atrasadas, pero no tanto como hubiera sonado una hipotética entrada de 2001 leída el 2006. Incluso Rusia, ese país lleno de sorpresas en el que el conocimiento pasado servía de poco más allá del corto plazo, se está comenzando a calmar, como si alguien hubiera dejado de agitar el agua del vaso. Tenemos un régimen político que, como ya he dicho varias veces, me recuerda bastante al de Franco (y eso no es peyorativo en absoluto), pero, como tiene algo que Franco no tenía, que son recursos naturales a tutiplén, podría permitirse carecer de las tensiones, principalmente económicas y especialmente cambiarias, que tuvimos que padecer en España. El hecho de que, a pesar de todo, haya tensiones económicas y cambiarias, a lo mejor indica que los economistas son (somos) una fauna capaz de ver el vaso medio vacío en cualquier situación.

Y lo que sí, definitivamente, ha cambiado ha sido la blogosfera sobre Rusia en castellano. Casi todas las bitácoras coetáneas de ésta yacen repletas de polvo en el final de la barra de enlaces de la derecha, y alguno de sus autores incluso ha tomado las de Villadiego, virtual y realmente, así que va siendo hora de remozar la tabla de enlaces y dedicar un buen rato a buscar bitácoras sobre Rusia probablemente más noveles que las anteriores, pero que al menos estén vivas.

Ya sé que lo prometo periódicamente, pero esta vez va en serio, sólo que tendré que hacerlo otro día, porque, como tantas y tantas veces, hoy se me hace tarde.

8 comentarios:

Lluis dijo...

Muhcas felicidades por tu blog Alfor, admiro mucho tu dedicación y constancia.
Esta bitácora es un referente de actualidad, y de curiosidades de todo tipo sobre Rusia, Moscú...
En la vida tenemos el tiempo limitado, y no siempre podemos estar ocupados en cosas realmente trascendentales, más bien lo contario. Yo p.e. paso mucho tiempo con mis perros y en mi huerta con mis plantas...
Esta bitácora es un excelente modo de invertir tu tiempo, y el legado lo demuestra.
Muchas Gracias.

keithania dijo...

Me sumo a las felicitaciones de Lluis y te felicito por el lustro recién cumplido. Te llevo leyendo ya unos cuantos años y que no estuvieses se echaría de menos. Incluso tenía pensado en preguntarte por un viaje que voy a hacer a Piter pero me pasa lo mismo que a ti: tempus fugit. Pero bueno, aún me queda tiempo :)
Gràcies, felicitats i salut.

Alfina dijo...

¡Felicidades!

Obocelibel dijo...

Me gustaría ser más original pero FELICIDADES viene perfecto. Así que ... ¡¡¡ FELCICIDADES !!!!

Kinoforov dijo...

5 añazos, ahí es nada!
Pues felicidades! La de buenos recuerdos que me trae el año 2006! ;)

Francisco dijo...

Felicidades por el blog. Es un placer leer sus entradas bien informadas.

Aunque ya se sabe: hasta el mejor escribamo echa un borrón.

>me recuerda bastante al de Franco (y eso no es peyorativo en absoluto)

Ahora me haría falta un emoticono con los ojos muy abiertos y cara de alucinado. Muy abiertos.

Alfor dijo...

Lluis, los perros y las plantas son una causa justa. Adelante.

Keithania, Píter mola mucho. Allí, incluso da lástima que el tiempo corra tan rápido.

Alfina, ¿y que cumpla muchos más? :-)

Obocelibel, no está mal, no.

Kinoforov, sí, salió una buena cosecha ese año.

Francisco, estoy dispuesto a argumentarlo, claro que sí. Pero lo dejo para una próxima entrada. Entonces veremos si realmente se trata de un borrón o no.

Fernando dijo...

Llego tarde a las felicitaciones pero me uno a ellas.