viernes, 20 de mayo de 2011

Indignación

O sea, que uno se exilia unos años, y de sopetón y sin avisarme, se junta gente de aquí y allá en no sé cuántas ciudades españolas y arman la de San Quintín en plena campaña electoral pidiendo la reforma de la ley electoral, de momento.

Yo esto no me lo pierdo. Me voy para España YA.