martes, 6 de febrero de 2007

Perros y amos

Entre las religiones poco reconocidas, pero no por ello menos reales, con fuerte implantación entre la población, destaca la tenencia de perros. A sus fieles les podríamos llamar "cerberianos", pongamos por caso. En mi condición de corredor aficionado, he tenido algunos problemas con la chuchería moscovita, como, por ejemplo, un día que iba trotando tranquilamente por las cercanías del monasterio Simonovsky y se me abalanzó, ante la indiferencia de su dueña, un bicho ladrador, y puede que mordedor, aunque esto último, a Dios gracias, no llegué a comprobarlo en mis carnes.

La dueña, a mi enésimo berrido, accedió a llamar al can a su vera. Yo, que, habiendo calentado, estaba caliente, me dirigí a ella.

- Sujete al perro, señora.

La señora me miró con desagrado.

- ¿Es que se puede correr así, como usted?

Entorné los ojos, le puse la mano en el hombro, la apreté un poco y dije:

- Sí, se puede. Y le diré más: lo que no se puede es llevar a un perro suelto por ahí. Como me haga algo, se va a enterar - y apreté la mano un poco más fuerte, antes de seguir con el trote.

Cuando conté esto a una rusa, pocos días después, suponiendo que compartiría mi indignación, lo cierto es que se puso de parte del perro.

- Claro que fue a por ti. Es que lo provocas corriendo.

Y es que los enemigos del corredor son dos: perros y paletos.

Sin embargo, sería injusto achacar la kinofilia extrema únicamente a los rusos, porque, sin ir más lejos, esta mañana, en pleno centro de Valencia, y mientras metía mi bicicleta en el garaje, descubrí a una señora de mediana edad con paraguas y perro, éste último meando tranquilamente en la puerta de mi garaje.

- Señora -le dije, ¿le parece un buen sitio para que el perro haga sus cosas?

La señora se dio la vuelta.

- Pues mire -dijo-, a mí también me molestan muchas cosas, como que me sacudan desde arriba los manteles, que me caen todas las migas, o cuando me echan cosas por el deslunado. Así que vamos a aguantarnos todos.
- Oiga, a mí qué me cuenta. Yo le digo que su perro no debe mear en mi garaje.
- Y se nota que usted no conoce mucho a los perros. Que los perros se guían por olores, y allí es donde mean. Yo las cacas las quito, pero los meados no voy a hacerlo. Que a mí también me molestan muchas cosas, y me aguanto.

Decididamente, el mundo no se divide entre hombres y mujeres, ni entre nacionales y republicanos, ni entre vikingos y culés. No, señor: el mundo se divide entre gente que tiene perro y gente que no lo tiene.

6 comentarios:

BAR dijo...

Vaya Alfor, que de verdad se nota que no tienes uno...jejeje
La verdad es que siempre es molesto que las personas no piensen en respetar a los demás.

Y lo de guiarse por olores, me parece que es verdad, creo que exageraste un poco en ese sentido...
Ahí te va un consejo...pon botellas de plástico llenas de agua, ahí donde notes que se hagan siempre ls perros, y listo, no se como funcione, pero dejan de hacerlo.

Un beso

Alfor dijo...

BAR, efectivamente no tengo perro, pero no exagero nada. Son palabras textuales de la señora cuyo can se meaba en mi garaje, en lugar de hacerlo en el suyo.

Yo creo que, más que las botellas de plástico, funcionaría mejor un manual de urbanidad y, a falta de aprendizaje suficiente, una multa de quince.

Esther Hhhh dijo...

Hola mi querido Alf:

Pues yo soy de las que tiene perro, pero estoy y no estoy a favor tuya. Me explicaré: No me parece bien que los perros hagan sus cosas en la calle y los dueños no lo recojan, a mi también me molesta mucho pisarlas, como a todos. Por eso o bien las recojo, o bien le acerco a los árboles del paseo donde, en esta ciudad se indica que ahí si pueden hacerlo, y me imagino que lo recojeran los barrenderos o simplemente lo absorberá la tierra, no lo sé porque desaparecer, desaparecen. También le llevo a las palmeras a hacer pis, y evito esquinas, coches, puertas de garaje, y farolas.
Pero mira, mi perro, que es más grande que pequeño, siempre tiene que ir atado, y eso me parece bien en la calle, pero dime una cosa ¿y donde puedo soltarlo y que él haga ejerciciio y corra un poco? Porque él también tiene derecho a ejercitarse, y de eso parece que se olvidan. Yo no pretendo que moleste, por eso lo llevo atado, aparte de por su propia seguridad, pero me fastidia que todos los parques me prohiban pasearle, que todo sean señales de prohibido perros o obligado llevarlo con cadena. Digo yo que al menos alguna zona podrían delimitarla para ellos. Hasta en la playa está prohibido que corran, y hablo de que corra, no de que haga sus necesidades, que cuando lo llevo al final más final de la playa a correr, ya ha hecho todo primero.
En cuanto a sus necesidades, ya te he dicho lo que hago en mi caso, pero no puedo hacer más, y no puedo hacer más porque en este bendito país y en concreto, en esta bendita ciudad sólo hay un sitio y he dicho bien UN SITIO donde sepa que hay pipican. Y está a más de 1km de mi casa y unos 10 minutos andando. Si a veces me cuesta llevarlo hasta la esquina donde está la primera palmera porque el pobre ya no aguanta más, comprenderas que hacerle aguantarse 10 minutos mínimo de caminata, al margen de tener tiempo o no, es bastante imposible.
NO quiero que mi perro te moleste a ti, ni a nadie, pero nadie cuida sus derechos, solo prohiben y prohiben y prohiben... Y eso, tampoco es justo.

Besitossssss

PD: Por cierto, hace tiempo estuve apunto de publicar un post hablando de esto...

Alfina dijo...

Pues leyendo tu comentario Ester, solo se me ocurre que para que tu perro haga ejercicio lo lleves corriendo hasta ese sitio a 10km. de tu casa.

Mira, por lo menos haceis ejercicio él (¿o ella?) y tu.

Todos contentos
;-)

Alfor dijo...

Esther, efectivamente, después de leer tu comentario, el mundo se divide entre quienes tenéis perro y quienes no lo tenemos.

Alfina, de acuerdo, tanto más cuanto que no son 10 km sino sólo uno. Un chollo.

michelle dijo...

Pues yo creo q no te queda otra cosa que aguantarte el pis si no se peude recoger. A los perros les prohiben todo. Yo me tengo q agunatas tantas cosas de la gente, mientras las pueda tolerar prefiero no pelarme. TIene q aprender a tolerar ciertas cosas, mira si la pis te molesta sales y lo limpias no pasa nada, tampoco hace dano. NO te hagas mala leche por una simple pis, los duenos de perros tienen ya muchos problemas por no saber donde llevar a sus perritos y que sean felices. solo limpialo y ya esta.