lunes, 18 de octubre de 2010

Escasez

Poco a poco vamos viendo las consecuencias de la sequía, de los incendios y de la ola de calor que ha hecho este verano. Esa foto de la izquierda, sin ir más lejos, son los anaqueles del hipermercado, que por cuarta semana consecutiva están vacíos.

Ahí debería haber un producto que en España apenas se consume y, que yo sepa, no se produce en absoluto, pero que en Rusia es de primera necesidad. Se trata del alforfón. En España lo encontraréis en tiendas de dietética, y no en todas. En Rusia, al menos donde compro yo, no hay por dónde cogerlo. La cosecha se perdió, la gente lo esta acaparando... no tengo ni idea.

El caso es que el alforfón es básico en la alimentación de un ruso. Se toma para desayunar; se toma como guarnición del plato fuerte, al medio día; se toma como reconstituyente después de una enfermedad; se toma en ensalada con sólo dejarlo en remojo. E incluso los famosos "blinis" están hechos normalmente con harina de alforfón.

Pues nada. El fenómeno de los estantes vacíos ha llegado a un producto difícil de procurar en un lugar que no sea Rusia, porque la producción en el resto del mundo debe ser anecdótica. Vamos, he visto alforfón francés (sarrasin, que queda más fino) en los anaqueles del Azbuka Vkusa, que es el supermercado pijo y puturrudufuá más cercano a casa, pero no estoy muy seguro de que no lo traigan de Rusia y lo metan en bolsitas gabachas.


De hecho, este pasado martes, pasando por el supermercado ruso de Bruselas, estuve a punto de entrar y comprar un par de kilos para traer a Moscú. Vamos, porque ya había cerrado la maleta y no quería cargar con ellos todo el día, que, si no...

Para compensar, y mientras los acaparadores y estraperlistas mantienen a la población rusa ayuna de alforfón, nos podemos dedicar a la calabaza. Supongo que gracias al calor y al sol que ha hecho, este año su tamaño es notable y su color también; su sabor deja algo que desear, a pesar de todo. Pero, aún así, a ver si el arnadí de este octubre sale bueno.

7 comentarios:

Kinoforov dijo...

Mira que coincidencia que justo hoy he comido Alforfón como guarnición(también lo como mucho en el desayuno).
Es cierto que en los últimos tiempos me ha costado más encontrarlo, pero eso fue hace cosa de un mes ... en las últimas compras que he realizado lo he econtrado sin tanta dificultad. Si quieres te mando un par de kilos!!!

უფლისციხე dijo...

Desde Lisboa va a ser un poco más difícil, pero vamos, si hace tanta falta, hago un esfuerzo!
Saludos:)

Adrià dijo...

Puedes probar en algun supermercado de productos asiáticos (desconozco si existen en Rusia).
Cuando hablo de Asia, me estoy referiendo a China y Japón, en este caso.

Anónimo dijo...

Si quieres "Buchweizen" te puedo mandar... Espero que llegue esta vez.

En los supermercados asiáticos suele haber soba, que es una pasta de harina de trigo sarraceno de origen japonés que tiene un sabor muy rico.

Supongo que por internet también se podrá conseguir en sacos más o menos grandes.

Un abrazo
c

Alfor dijo...

Kinoforov, ya me han soplado algún produkty donde encontrar alforfón. A ver si encuentro...

Alfred, no sé yo si en Lisboa estarán por la tarea. Yo me dedicaría al bacalao, que de eso sí que saben.

Adrià, en Moscú hay de todo. Lo que pasa es que suele estar lejos.

C, ¡cuánto tiempo! Gracias por el ofrecimiento, pero parece que la escasez es pasajera. Y, además, siempre se pueden encontrar sucedáneos.

Esther Hhhh dijo...

uhmmm arnadiiiiiii, mmmmmmm... ¿Y que leches es el dichoso alforfón? Yo quiero probarlooooooo!!!!

inmigrante dijo...

Como siempre llego tarde.

Lo más raro es que en Italia comen polenta... ¡de trigo sarraceno!!!!! Entre otras. Nunca la probé, no me imagino el gusto.....

Inmi