martes, 16 de febrero de 2010

Violencia doméstica

En España, la gente está muy preocupada con la violencia doméstica. Casi todos los días aparecen noticias de algún asesinato en los telediarios, y prácticamente siempre son los hombres que se calientan y zurran a saco a las mujeres.

En Rusia, todavía no he visto ninguna noticia de violencia doméstica en la televisión. Vale, es cierto que yo veo muy poca televisión, pero sí que leo prensa y ahí tampoco viene ningún caso.

Con lo cual llega la pregunta lógica, ¿por qué será?

En España, las feministas desbocadas, que ahora abundan y, lo que es peor, ocupan ministerios y vicepresidencias, no se explican por qué sus repetidas campañas no están consiguiendo hacer descender el número de casos de, como dicen ellas, maltrato. Muy al contrario, la tendencia es que los casos de maltrato sean más cuanto más campañas de concienciación se ejecuten, más leyes sexistas se promulguen, más tribunales sesgados se instauren y más frases de condena se pronuncien. Un desastre.

¿Qué dicen entonces las feministas cara de ajo? Que, en realidad, gracias a las campañas estamos mejorando y que antes no es que no hubiera violencia doméstica, sino que sí había, y mucha más que ahora, lo que pasa es que no se decía, no se publicaba, y las mujeres no denunciaban a sus maridos. Ja. Y dos veces ja. Antes, y siempre, si había un homicidio, entrullaban al homicida y publicaban su nombre en los periódicos enterito, no con las iniciales. Y había muchos menos homicidios que ahora.

En Rusia, no hay una sola campaña de concienciación, y yo conozco casos de maridos que beben, de esposas que beben, de cuernos mutuos, de fracasos matrimoniales a saco... pero de asesinatos no. Cuando los cónyuges no se ponen de acuerdo, pues se va cada cual por su lado y a vivir su vida. Si hay niños, es que no hay ni discusión: se quedan con la madre, sin follones de custodias ni leches, y el marido ya los verá de vez en cuando (si quiere). En cambio, en España, una separación o un divorcio son una sucesión de cuchilladas mutuas a cuál con peor intención, y cada cónyuge intenta quedarse con todo lo que pueda, no sé si tanto por beneficiarse él o por dejar al otro todo lo fastidiado que sea posible, que debe dar mucho gustirrinín, porque, si no, no se explica.

Otro argumento que sueltan las feministas es que ahora en España hay muchos inmigrantes que proceden de países donde hay una cultura machista de la leche y que ésos son los que han disparado las estadísticas. Y sí que parece cierto que muchos de los casos que salen por la televisión son de extranjeros afincados en España, pero a mí me parece algo injusto echarles la culpa a ellos. Al menos, sólo a ellos.

Por ejemplo, la semana pasada, que pasé en Valencia, me decidí a ir de rebajas. Uno no se viste precisamente en El Corte Inglés, ni siquiera en Zara, así que aparecí por el Carref... digooo el Continente de Campanar. Me puse a mirar pantalones y, detrás de mí, se pusieron a hacer lo propio una pareja de peruanos con un bebé. El hombre tomó unos pantalones marrones, pero la mujer intervino.

- ¿Pero qué haces? Ésos no te van a quedar bien. Tienes que comprar unos más oscuros, que destaquen.

Yo no pude evitar volver la cabeza y vi que el hombre no debía pasar del metro sesenta, con lo que, por muy oscuros que fueran sus pantalones, lo de destacar lo iba a tener difícil.

- Pero... a mí me gustan éstos - dijo el hombre.
- Nooooo. Pruébate éstos - y la mujer señaló unos pantalones más negros que las perspectivas del Xerez de mantenerse en primera división.

Yo los dejé discut... dialogando constructivamente sobre las formas de destacar, y me fui a los probadores.

Al rato, y mientras me ponía unos pantalones, al otro lado de la cortinilla, oí que la pareja estaba también por allí.

- ¿Dónde me los pruebo? - decía el hombre.
- Allí.
- ¿Y aquí no?
- Este probador es de mujeres.
- Aquél también.
- Pero póntelo allí, que no hay nadie cerca.

Se oyó la cortinilla.

- ¡Pero toma el pantalón! ¿Qué te querías probar? - dijo la mujer.
- Bueno, bueno...

Se oyó el roce del tejido, y el bebé que se había quedado con la madre se despertó y balbució algo. La madre se puso a acunar a la niña.

- Nenita, nenita, síiii... que estos hombres son unos inútiles... síiii... boniiiita... mira que son inútiles los hombres... inútiles, sí. Ayyyy, cómo son.

Al marido, que tiene que soportar eso a diario, no sé, pero a mí me estaban entrando unas ganas enormes de salir del probador y darle un par de sopapos a la señora.

Claro que, estando en calzoncillos, no me hubiera buscado un lío, sino dos.

14 comentarios:

Behemote dijo...

Vaya... sabes que van a ir a cuchillo a por ti.
Yo creo que tienes razón en algunas cosas, estoy en contra del machismo, pero también del feminismo que está invadiendo el país.

Es la triste realidad, parece que nosotros somos animales descarriados, tontos, con la inteligencia justa que no sabemos hacer nada más que levantar peso y ver el fútbol, por ello necesitamos una mujer que haga a su vez de secretaria y que además, mantenga relaciones íntimas con nosotros, que lo hacen por hacernos un favor ya que ellas no lo necesitan en absoluto.
Así que, hay que aguantar los que nos echen.

Esta es la realidad de hoy día, esta es la visión generalizada.
Supongo que vendrá del impresionante número de mujeres inventoras, decisivas para la historia... que hacen que todos sepamos que su inteligencia es mejor... ¿no?

PD: Sí, creo que tenías toda la razón en lo de Alfafar, yo juraría que es Sedaví, porque tienes que ir por el puente, pasar por todo el pueblo y ahí tienes el continente. Pero ese mapa ya me confunde, muy posiblemente el nombre correcto sea Alfafar, que, por cierto, es mejor que el de campanar.

Cata dijo...

Tooooooooooda la razón y menos mal que no te has puesto a hablar de la "discriminación positiva" si hay algo que me saca la vena del cuello es soportar a tanta inutil que no ha conseguido su puesto por sus méritos sino por sus hormonas, a cuerno quemado me huele. ¿Y las que sí tenemos méritos más allá del género? No hay derecho, ya no puede una ni competir con rivales de su talla intelectual, eso si que es discriminación.

En cualquier caso, es su objetivo, como lo fue en su momento la educación, y han alcanzado sus objetivos llegando a niveles de analfabetismo funcional que nadie hubiera imaginado hace apenas tres decadas, también lo conseguiran con estas nuevas metas que se han planteado:

http://editorialakron.es/cms/uploads/File/FICHA%20%20EA0069%20La%20ideologia%20de%20genero.pdf

Y todo esto sólo lleva a un sitio, la idiotización de la masa votante, la perdida de la libertad individual, del libre albeldrío. Osea, animalitos.

el viajero estatico dijo...

Pues si, van a ir a por ti.
Pero comprendo lo que dices y te doy mi apoyo.
Esto no es de sentido común y no hay ningún equilibrio.
Sabes que ya han escrito un libro al respecto titulado "Las Mujeres que no amaban a los Hombres"?
..si, al revés que el best seller de Larsson.

Moscovita de la tacita dijo...

Menuda entrada!!

Lo mejor:
- Nooooo. Pruébate éstos - y la mujer señaló unos pantalones más negros que las perspectivas del Xerez de mantenerse en primera división.

Ese Cádiz!

Alfor dijo...

Behemote, lo malo es que al final habrá cabreo del gordo y acabaremos a tortas. Al tiempo.

PD: El de Alfafar es mucho mejor que el de Campanar, claro que sí.

Cata, es lo malo de las cuotas, que siempre queda la sospecha de que el que ocupa el puesto no lo hace por lo que vale, sino por que llena la cuota.

Viajero, si el autor no es sueco no creo que lo lea nadie. :)

Moscovita de la Tacita,´¡ese Cadiz! ¿Qué tal han ido los Carnavales?

Al'bert dijo...

Hola Alfor, acabo de leer esta entrada y queria comentar lo siguiente:

1 En Rusia, cualquier acto de violencia se asocia al alcoholismo y se quedan tan panchos. De ahi que lo de la violencia machista o feminista importe un pepino.

2 En Rusia, como bien sabes, existe un machismo salvaje y del de verdad, especialmente fuera de Moscu y Piter. Algun dia escribire alguna cosa en mi blog al respecto, pero por ahora baste decir que la mujer en Rusia es de forma general un objeto decorativo de la casa... Y esto, aunque tiene sus raices en la cultura asiatica, lo cierto es que la principal razon de que la mujer este tan degradada en ese pais la tiene el propio feminismo y sus teorias comunistas asociadas.

Andriey dijo...

Pues claro que la violencia está ligada al alcohol esto es de todos conocido. Detras de la mujer maltratada siempre hay un esposo alcoholico, drogadicto o ludopata eso en Rusia y lo mismo en España.
En España la gente que es por lo general muy tolerante, generosa y amable cuando llega a una situación de divorcio entonces se desatan los demonios que lleva dentro, lo más facil sería argumentar, como hace Albert con Rusia, que esto es debido a las raices africanas y al franquismo.
Este tipo de argumento es una generalización banal el problema es o el alcohol o los celos o la hipoteca ( o quizá todo junto).
El problema en España es la vergozante utilización politica que hace el partido gobernante de un asunto de violencia en el ámbito familiar que se tilda de machista sólo por captar el voto feminista. Una cortina de humo para tapar los verdaderos males del país

cierto es que la principal razon de que la mujer este tan degradada en ese pais la tiene el propio feminismo y sus teorias comunistas asociadas.

La principal razón de que la mujer( y el hombre) esten tan degradados en Rusia es la brutal política social de capitalismo feroz que soportamos 20 años. En época soviética se enseñaba a respetar a la mujer desde el jardín de infancia no te confundas con el feminismo "progre" del PSOE por que no tiene nada que ver.

la mujer en Rusia es de forma general un objeto decorativo de la casa...
Esto es otra generalización basada en los peores ejemplos de la sociedad. Hay de todo sobre todo entre nuevos ricos y juerguistas sin escrúpulos pero pasa en todas partes y en general el matriarcado se impone en todas partes

Fernando dijo...

Primero Alfor, gracias por continuar la serie sobre la prensa rusa.
Tengo curiosidad por saber qué es la cultura asiática, si su seña de identidad es el papel de la mujer en la sociedad, entonces deduzco de ello que Platón era de cultuta europea y Aristóteles de cultura asiática.
Saludos

Francisco dijo...

Cómo se nota que vive usted fuera de España desde hace tiempo. Aquí casi nadie se atrevería a escribir algo como esta entrada. Como dice Behemote, van a ir a cuchillo a por ti.

Esto me hace meditar sobre la comedura de coco que nos hacen los medios. Es vergonzoso. Aunque eso no es nada con el tema del "racismo". Cualquier queja por mala educación de inmigrantes te hará ganar el consabido calificativo de "rasista". Anda que no se lo han aprendido bien.

Y por último: ha vuelto a España una amiga que hace casi 20 que no vivía aquí. Estábamos tomando algo y, ante las trastadas de sus tres hijos, fue y les dio unos sopapos "de los de antes", ya me entendéis. Me quedé estupefacto, claro... pero ella, que ha estado fuera del bombardeo mediático, tiene el chip puesto en años atrás, cuando le dije que eso aquí ya no se lleva no me entendía bien.

Y a mi me hizo pensar. Mucho.

Anónimo dijo...

No estoy de acuerdo contigo.... De esos casos en Rusia los hay a montones, las mujeres que compran la ropa a sus maridos y se la preparan como si de los niños que van a la guardería se tratara. Y también consideran (y lo dicen en voz alta) que los hombres son unos inútiles, que ni llevar la casa, ni vestirse solitos, ni prepararse un huevo frito :) ¿Quieres que te mande links?

Inmi

Anónimo dijo...

¿Que la mujer en Rusia es un objeto decorativo de casa? Síiiii, el que debe trabajar 8 horas y después planchar, cuidar de sus hijos, ir de compra, preparar la comida, lavar la ropa, limpiar la casa, además de parecer una modelo y maquillarse inclusive los fines de semana. No sé, no sé, no me gustaría ser ese "objeto decorativo" :)

Inmi

Alfor dijo...

Bueno, veo que la cosa sigue. Vale, continúo pues escribiendo sobre el tema en entrada aparte.

Vengan esos enlaces, Inmi. :)

Anónimo dijo...

Hola, buenos días.
En Rusia hay familia en las que la mujer si que es como un objeto de decoración. Este tipo de mujeres no suelen trabajar. Pasan tiempo en los gimnasios, con las amigas, haciendo shopping y están aburridas siempre. También existen familias en las cuales se comparte todo entre los dos: llevar la casa, compras, cosas de los chiquillos. Como pueden generalizar tanto!!!

Alfor dijo...

Anónimo, y más que vamos a generalizar. Por ejemplo, aquí, con o sin su permiso. :)