lunes, 4 de junio de 2007

Comuniones

La moda en España vuelven a ser los marineritos. Mi padre tomó la primera comunión de marinero, pero, cuando me tocó a mí, aquello estaba en desuso y comulgué de traje. Desde entonces, le había perdido la pista a la moda, al menos hasta hoy, día en que, de nuevo por España, aparecí por una iglesia española.

Cuando entre por la puerta y vi el bullicio, el templo hasta los topes, cosa poco frecuente, los parientes charlando entre ellos mientras trataban de recordar la última vez que habían pisado una iglesia, los niños pequeños preguntándose qué era aquello y quién era ese señor de blanco de allí delante... cuando vi todo aquello comprendí que me había equivocado de hora, pero ya era tarde y decidí quedarme.

El grupito era de unos diez niños, cuatro princesas, cinco marineros y un niño ecuatoriano que se llamaba William, iba vestido de civil y cuyos padres debían estar alucinando con todo aquello. Y el cura era el de toda la vida, vamos, como que era el que ya me dio a mí la comunión, y ya hace algunos lustros de eso. Con los años, se ha ido haciendo algo socarrón.

- ¿Y vosotros -dijo a los niños- por qué estáis tan contentos? ¿Porque vais a recibir a Jesús por primera vez o porque cuando salgáis de aquí vais a participar en la America's Cup?

Y yo que pensé que Pepe era incapaz de hacer un chiste...

5 comentarios:

Esther Hhhh dijo...

NO fastidies, Alf, que soltó eso, jajajajaja, MADRE DEL AMOR HERMOSO... Jamás lo hubiera pensado de él, las risas debieron oírse hasta en la catedral, y mira que cerquita no para...
En fin, me alegra saber que el humor sigue presente en una iglesia que siempre se me antojó algo diferente, tal vez porque cuando tu yo éramos algo más jóvenes, estaba en un sótano. O tal vez porque en aquellos locos años setenta, uno de los curas de la parroquia venía a veces a comer a casa, junto con otros amigos de mis padres, y bendecía la mesa a su manera...
En fin, que ya ves, me ha hecho gracia la broma y de paso me han venido recuerdos...

Besitossssss

Watari dijo...

Pues a mi me vistieron con un vestido lila... siempre me he preguntado qué tenian mis progenitores en la cabeza vistiéndome con ese color el día de la comunión. De todos modos cualquiera se quejaba en progenitors-house...

Alfor dijo...

Esther, lo dijo, sí. Y en inglés, no en latín.

Watari, bienvenida, pero... ¿lila? ¿Y en qué año se puso de moda?

A todo esto, tendré que ir pensando en trajecitos: el año que viene el jefe en progenitor's house... ¡soy yo!

Alfina dijo...

¿Qué? Si ya esta pensado... Las cosas se heredan... o crees que tu primogénita no va a ir de repollo como menda tuvo que ir en su momento...
Las cosas se heredan... economía...

Alfor dijo...

Alfina, sí, ya sé que eso de "jefe en progenitor's house" era exagerado. Haces bien en recordármelo ;).