lunes, 4 de diciembre de 2006

Cine extranjero sobre Rusia (I)

Como Rusia es un país que llama la atención y despierta curiosidad, no son escasas las películas extranjeras que tratan sobre cómo son las cosas por aquí. Algunas de ellas las tengo en mi videoteca, no sé si para bien o para mal. A este respecto, cuando ya llevaba un par de años danzando por estos pagos, en un viaje esporádico a España, me encontré con un antiguo compañero de colegio, alemán él, con el que había tenido algunas conversaciones por correo electrónico, todo menos distendidas, sobre el general Vlasov y su ROA. Pero del general Vlasov, de la ROA, y de otros elementos rusos en la Wehrmacht ya hablaremos otro día.

- Alfor, como estás en Rusia, el otro día vi una película en el videoclub, me acordé de ti y la compré. Toma.
- ¡Hombre, Herbert, muchas gracias! A ver... Tatiana, la muñeca rusa... Macho, ¿qué es esto?

Me niego a reproducir la foto de la portada, que representa a los dos protagonistas, masculino y femenina (Ornella Muti, por más señas), en actitud inequívoca. En su lugar, prefiero ilustrar esto con cualquier otra cosa (vista de la ciudad de Uglich desde el Volga).

- La estuve viendo ayer -dijo Herbert-. Es original. Espero que te guste.
- Todo podría ser, claro.

Cuando, finalmente, me decidí a ponerla, pasé un rato bastante malo. La cosa va de un ejecutivo español que va a Rusia a montar una fábrica de galletas y se enrolla con su traductora, que está que se pierde por salir de allí. En España, se la disputan el ejecutivo, el dueño de la fábrica... y en este punto decidí que aquello era inaguantable y que no debía seguir perdiendo un minuto más con semejante bodrio con pretensiones. Yo no sé si el director habría hablado con alguna traductora rusa en su vida, pero yo sí conozco a varias decenas y, simplemente, no conozco a ninguna que sea tan así, ni de lejos. El cine español de los últimos decenios, siempre tan... abierto.

A los pocos días, recibí un correo electrónico de Herbert. Después de nuestra discusión sobre Vlasov, ahora estábamos pasando a otra, ésta menos caliente, sobre el general Helmuth von Pannwitz (también queda para otro día).

"¿Y qué te ha parecido la película que te regalé?", me preguntó.
"¿Cómo te lo diría yo? Estooo... Ornella Muti está de muy buen ver", respondí.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

jajaja...buena foto, al menos seguro mejor que la que estaba en la película..

yo debo decirte que Venicio del Toro ha hecho muy buen cine con "El Laberinto del Fauno", me gustó mucho, y mira que no soy nada patidaria de cine español, pues resulta que hablan tan rápido que a veces no logro captarlo, y las tramas no son tan buenas..excepto "Hable con Ella" y "Lucía y el Sexo" esas si que son buenas, aunque a Almodóvar de vez en vez se vuelve loco..

Un beso

Esther Hhhh dijo...

Madre del Amor Hermoso, Alf. ¿Pero como osas hablar de cine hecho por extranjeros? Ahora se te echarán los cocodrusifilos encima, a defender que qué sabrán los directores de cine extranjeros de Rusia. Y claro si encima el ejemplo es esta peli... A tu compa del cole, Helbert, ya le vale, No te regaló algún clásico, no, va y te regala Tatiana la muñeca risa, toma ya. En fin, al menos en tu línea, le saliste al paso...
Por cierto, mis ojos agradecen esta imagen que, dicho sea de paso, es preciosa.
Besitosssss
PD: Por cierto, para consolar a los cocodrusfilos, la imagen que algunos directores extranjeros, sobretodo los yankees, tienen de España, es terrible, véase MI2: Pedazo lio mental se hizo el colega con la semana santa sevillana y las fallas valencianas. Ah, y los san fermines...

Anónimo dijo...

cocodrusifilos, se te ha ocurrido a ti sola?
Ya tenemos a la sucesora de Bulgakov

Alfina dijo...

Anónimo,
Debes de tener mucha presión en tu entorno si sólo puedes meterte con la gente que no conoces y a distancia en lugar de hacerlo con quien debes.

Si te tomas el tiempo de entrar aquí a poner insultos seguramente es que estás muy solo.

Me das mucha pena. Rezaré por ti.