domingo, 10 de diciembre de 2006

Aniversarios históricos

Así como quien no quiere la cosa, me he dado cuenta de que el otro día puse la entrada número 100 en la bitácora, y esto viene al pelo a propósito de los aniversarios.

Los rusos son gente proclive a celebrar cosas en general y, en especial, aniversarios, cosa en la que no son muy diferentes a nosotros, los españoles. Dice una canción infantil rusa que "por desgracia, el cumpleaños sólo es una vez al año". Para remediar esta injusticia, además de los clásicos aniversarios, casi todos los años hay algún aniversario extra de algo que celebrar.

Este año, y estos días (el ataque ruso se inició un 5 de diciembre), le ha tocado el turno al sexagésimo quinto aniversario de la batalla de Moscú, en 1941, en la que el Ejército Rojo detuvo el avance de la Wehrmacht. Aquello no terminó la guerra, ya que, por ejemplo, el contraataque soviético en toda la línea de los primeros meses de 1942 fue un auténtico desastre que dejó una infinidad de prisioneros (entre ellos, el famoso general Vlasov) en manos de los alemanes, pero fue la primera vez que el ejército nazi era derrotado por tierra en una operación de envergadura. Un ejemplo de cómo se celebran estas cosas está en la página http://pobeda.mosreg.ru (eso sí, en ruso de arriba a abajo), pero hay muchas más. Hay carteles por muchos sitios, además de conmemoraciones, actos en honor de la batalla, medallas a los que tomaron parte en aquello... y una limosnita (no se puede llamar de otra manera) de mil rublos (cosa de treinta euros) a los veteranos que viven en la región de Moscú, que alguno queda. Además del típico acto en el centro con corte de calles incluido (resignación, transeúnte, te tocará dar un rodeo de los de agarra y no te menees).

Lo que me parece curioso es que se celebre un número no especialmente destacado (no es el 50, ni el 75) de una batalla muy importante, sí, pero no decisiva. Es difícil establecer una comparación con España, pero es algo así como la celebración en España del bicentenario de la batalla de Bailén: primera derrota de las tropas napoleónicas, pero no decisiva (Napoleón en persona vino a darnos candela en 1809); eso debiera suceder en julio de 2008, y algo, poco, parece que se está haciendo, pero me parece a mí que los tiros no van por ahí: debe ser un pelín demasiado políticamente incorrecto para lo que se estila entre nosotros.

Ahí los rusos nos sacan mucha ventaja. Están orgullosos de su historia, a pesar de que tiene páginas espantosas; mientras que los españoles parece que tengamos vergüenza de la nuestra. No sé si será por no ofender a nuestros enemigos tradicionales franceses, musulmanes o protestantes, por ser perezosos y no estudiar historia, o porque, directamente, en esto somos unos mendrugos de espanto. Así nos irán las cosas.

5 comentarios:

Esther Hhhh dijo...

Madre del amor hermoso Alf, ¿100 post llevas ya? pero si me ganas, a mis humildes 84... Ejem ejem, voy a ponerme seria en esto de escribir, jajajaajajaja..
Felicidadeeeesss y besitos

Redmond Barry dijo...

El problema es que aquí "por el bien de todos" hemos de olvidar ciertas cosas incómodas para unos, para que esos unos no recuerden ciertas cosas incómodas para otros. Así entre unos y otros, mejor no recordar nada. No obstante, hubo un tiempo en que unos sentían orgullo de haber hecho olvidar a otros y eso tampoco está bien. En este sentido, es normal sentir vergüenza de ciertas partes de la historia propia porque algunas páginas son muy vergonzosas. Supongo que, lejos de celebraciones,todos tenemos algo de lo que avergonzarnos.

Vaya tela, 100. Enhorabuena

Botas dijo...

A mi. lo de celebrar vixtorias de batallas me parece lamentable. Gracias a Dios, a medida que se desarrolla la educación, los mecanimos de comunicación, etc... la gente va tomando más conciencia de lo repugnante que es tener un arma en las manos dispuesto a quitarle la vida a otra ser humnao. A mí no me mandan a una guerra no jarto de grifa.
Por supuesto, está la llamada "misiones de paz" que son otra cosa.
Esto me llava a recordar la que le montaron al pobre John Kerry el otro día cuando el otro día en una Universidad dijo aquello de ",,, estudiar ahora, no os volváis idiotas. Porque si sin estudios,
acabaréis en el ejército y yendo a Irak". No son textuales, pero el sentido era evidente.
Venga, a ver si se monta otra polémica en el blog de Alf.

Alfor dijo...

Esther, no me digas que te vas a poner ahora seria en esto de escribir, que tu bitácora no es precisamente la de Cruz y Raya. :)

Redmond, totalmente de acuerdo. Antes de elegir la batalla de Bailén estuve viendo si habría alguna más moderna, excluyendo guerras civiles (ésas no vale, porque el ejército español derrota... al ejército español). En el siglo XX, ni una (quizá, quizá, el desembarco de Alhucemas). En el siglo XIX, pensé en la batalla de Wad-Ras (no gran cosa, y creo que apenas nadie sabe lo que es), y antes sólo había un par de batallitas del siglo XVII. La anterior victoria gorda fue en 1634, en que los tercios españoles derrotaron al ejército... sueco. En fin, que, como no sea Bailén...

Botas, hombre, se trata de celebrar cosas, que no me dirás que no te gusta (bueno, igual me lo dirás... eres capaz). El caso es que, en España, las celebraciones de las autonomías sí que son a veces hechos bélicos (el 2 de mayo, el 9 de octubre, el 11 de septiembre), y ahí sí que se hacen a todo boato.

Anónimo dijo...

Me gusta celebrar!!! pero como bien dice Botas...no batallas...a final de cuentas toooodos salen perdiendo...ojalá todos lo entendieramos...

Un beso y 100 felicidades....