lunes, 14 de mayo de 2012

Redadas

Se acerca el 15-M, y por estas fechas, como los turrones vuelven a casa por Navidad, va a comenzar a ser tradicional salir a la calle a protestar contra el régimen imperante. En España, parece que la policía va a ser menos contemplativa que el año pasado, al menos por las noticias que llegan a Moscú.

En Moscú, salir a la calle a protestar no es fácil, pero las autoridades no se conforman con eso, y han dado un paso más adelante. Este año, las autoridades están procediendo a detener a gente que podría estar preparando actos subversivos, como manifestarse y eso. Sí. Más vale prevenir.

En el bulevar Nikitsky, no muy lejos de las Nikitskie Vorota, se encuentra el restaurante Jean Jacques, que ya se deduce por el nombre que no es de cocina rusa. Alfina habrá ido por allí unas cuantas veces; yo sólo una. La comida me gustó mucho, pero el ambiente estaba muy cargado y, además, algo me debió sentar mal, porque por la noche... bueno, eso. Hasta hoy no he vuelto a ir.

Ese fue el sitio que debieron elegir algunos representantes de la oposición para reunirse. Se ve que lo de reunirse en un restaurante no le mola a las fuerzas de seguridad, porque empezaron a "limpiar" el restaurante a base de bien, como se ve en el vídeo. O eso, o algún pez gordo del Kremlin había cenado allí unos días antes y luego pasó una noche tan mala como... bueno, eso.

El caso es que en Moscú no es necesario manifestarte sin autorización para que te detengan; ahora es suficiente con irte a cenar con alguno de los sospechosos habituales. Todo son facilidades para el alojamiento por cuenta del Estado.

De todas formas, yo sigo sin saber muy bien de dónde salió el chivatazo de que los opositores estaban allí. Sí, ya sé que los servicios secretos marcan bastante de cerca a los líderes opositores, pero mis sospechas sobre quién pudo ser el judas recaen sobre el dueño del restaurante.

Después de todo, la publicidad que le han hecho con la redada no la hubiera podido pagar ni vendiendo el restaurante. Vamos, si incluso yo me estoy planteando si no debería volver por allí.

A ver si hacen arroz hervido...