lunes, 3 de mayo de 2010

Quarto anno

Bueno, pues ha pasado un año más, y van cuatro, escribiendo esta bitácora. El 1 de mayo se cumplió el cuarto aniversario de la primera entrada, a la que han seguido otras seiscientas y pico. Por mi parte, encantado. Me gusta escribir. Es cierto que el estilo de la bitácora, o eso creo yo, ha evolucionado algo desde las primeras entradas, pero tengo para mí que después de los primeros meses la cosa se ha mantenido razonablemente estable. Si a alguien no le parece así, que lo diga, que me interesa saberlo.

Lo que no ha dejado de ser esto es un egoblog. No tiene pretensiones de verdad, ni siquiera de generalidad; simplemente cuento cosas que me pasan y, como vivo en Rusia, casi todas las cosas me pasan en Rusia y aprovecho experiencias propias para contar cómo son las cosas por aquí o, por lo menos, cómo las veo yo. No pretendo sentar cátedra. Eso es muy aburrido y otros lo hacen mucho mejor que yo.

Con estas premisas, no esperaba yo que esto fuera muy interesante para nadie. Lo escribía para los amigos y familiares. Algunos lo leen, pero son minoría entre los lectores. Una sorpresa ha sido que el número de lectores, que no sé muy bien de dónde salen, porque no yo hago nada por promover esto, no ha dejado de subir poco a poco; por una parte, eso es agradable para la vanidad de uno; por otra, la popularidad lleva a la responsabilidad, así que a veces hay que morderse la lengua y no contar cosas que me gustarían. Por ejemplo, mi trabajo es la monda y ocurren cosas la mar de entretenidas, pero mi natural sarcástico y el hecho de que mi anonimato es más que relativo, además de mi instinto de conservación (sobre todo el instinto de conservación del trabajo, que también existe y más en los tiempos que corren), hacen que mis peripecias estrictamente laborales queden fuera de esta bitácora salvo para referencias muy tangenciales y, en todo caso, fuera de la sede. Y es lástima, porque hay cosas que, bien contadas, serían muy amenas.

Pues eso, que ya son cuatro añitos, que a la bitácora ya le han salido todos los dientes de leche y que, si esto sigue así, vamos a cumplir el primer lustro. Gracias a todos los lectores y, por supuesto, se aceptan sugerencias. Vamos, no quiero decir que las vaya a seguir a pies juntillas, pero, lo que es aceptarse, se aceptan.

11 comentarios:

[bur] dijo...

Brindemos por otros cuantos años más!
En serio, para mi leer tu blog se ha convertido una rutina (en horas de trabajo, aunque esto lo negaré siempre) más que amena. Independientemente de las opiniones personales de cada uno, creo que clavas tus cuadros costumbristas de la sociedad rusa, al menos en lo poco que yo conozco.
A veces le cuento tus batallitas a mi mujer, que es rusa, y ella no parece tan de acuerdo, jeje.
Saludos desde el Campo de Gibraltar.

Por cierto, ¿cómo anda el tiempo por moscú?, que vamos la semana que viene y hay que ir pensando qué meter en la maleta.

Orayo dijo...

Felicidades por esos 4 años. Y enhorabuena para nosotros los lectores por tener tus entradas.

Lo que podrias hacer es ir escribiendo esas entradas que no puedes publicar y conservarlas. A lo mejor para cuando te jubiles puedes juntarlas y hacer un libro con las batallitas del abuelo en rusia.

César dijo...

Привет, Alfor, y enhorabuena por esos cuatro añitos, que no son pocos para un blogger de bien.

No sólo mantienes el tipo en la rusosfera de habla hispana -una especie en vías de extinción-, sino que lo haces con humor, rigor y amor ... Casi nada!

Hasta siempre.

Behemoth dijo...

Felicidades. Mola mucho la bitácora, y no te muerdas nunca la lengua, eso es lo que más nos gusta, cuenta lo que quieras y sigue siendo tú mismo, no te dejes llevar proque hay mucha gente que se pueda ofender por algo.
¿Quién no recuerda la que liaste con los matrimonios mixtos?
Que vino medio foro, casa de Rusia o algo así a liarla parda. Menudos tiempos aquellos, tu facet más polémica.

Behemoth dijo...

Felicidades. Mola mucho la bitácora, y no te muerdas nunca la lengua, eso es lo que más nos gusta, cuenta lo que quieras y sigue siendo tú mismo, no te dejes llevar proque hay mucha gente que se pueda ofender por algo.
¿Quién no recuerda la que liaste con los matrimonios mixtos?
Que vino medio foro, casa de Rusia o algo así a liarla parda. Menudos tiempos aquellos, tu facet más polémica.

Ricardo Marquina dijo...

Posdrablaio! (o algo por el estilio)

Alfor dijo...

Bur, el tiempo en Moscú no es que ande, es que deambula sin parar. Hoy hace calorcillo y no llueve mucho, ayer caían chuzos de punta, anteayer hubo una tormenta brutal... en su línea, vamos.

Es normal que tu mujer, rusa, no esté de acuerdo con lo que se cuenta por aquí. Si lo estuviera, o no sería rusa, o no sería mujer.

Orayo, pues nada, a mandar. Si me despiden antes de jubilarme, también me vale.

César, с возвращением! Muchas gracias, y ya se te echaba de menos por la blogosfera.

Behemoth, hombre, de eso ya hace mucho tiempo, y aquí estamos. Parece que no la lie lo suficientemente parda.

Ricardo, ¡muchias griacias!

Mauryen dijo...

¡Felicitaciones Alfor! He podido leer las diferentes entradas, por lo que aprecié el cambio de tono y estilos. Opino ha resultado óptimo, tu narración ganó mucha calidad. Llegué aquí por una recomendación del google reader, y la verdad, muero de risa con la mayoría de las entradas. Y con las que no, es porque algo curioso puedo enterarme. Mis congratulaciones, y que sean cuatro más.

Francisco dijo...

Felicidades Alfor.

Un blog interesante, bien escrito y entretenido. Siga así.

Un saludo

Francisco

danferesp dijo...

Hola Alfor,

Japiberzdei!
Enhorabuena por un excelente blog.
Disfruto mucho de tu particular visión y sentido del humor

un fuerte abrazo,

Aurelio Llorente dijo...

Muchas felicidades. Yo no llevo tanto tiempo leyéndote, pero espero al menos seguir haciéndolo otros cuatro años más. Aunque a veces se me acumulen las entradas sin leer, por lo incómodo que es no poder verlas en el lector RSS, y me tenga que dar una buena sentada un día a costa de un ratillo de sueño.
Gracias por estar ahí y hacernos pasar buenos ratos.