miércoles, 5 de mayo de 2010

Post molestam senectutem (IV)

Le dimos a Consuelito las gracias por su participación y le dijimos que hiciera pasar al siguiente. Quien entró era una chica rellenita, vestida de negro de arriba abajo, como la propia Consuelito, y con unos rasgos asiáticos que me hicieron pensar inmediatamente en que podría ser un vástago de la clase dirigente de las repúblicas sovietobananeras de Asia Central.

- ¿Cuál es su motito? - preguntó Ludmila Marlenovna.

La chica no dijo nada, sino que se quedó mirando con sus ojitos rasgados y poco perceptibles a Ludmila Marlenovna.

- Que cuál es su motito - repitió.
- Su nick - apunté yo, y la chica pareció reaccionar.
- Estás - dijo.
- Hay gustos para todo.
- ¿Sí?
- No lo sabe usted bien, Estás. En fin, ¿empezamos?

Ludmila Marlenovna le dio la vuelta al relojito de arena y yo me sentí obligado a hacer a Estás la misma pregunta que a sus dos antecesoras, para que no hubiera discriminación.

- ¿Qué es la Economía?

Estás dirigió sus ojitos a la ventana, como si la respuesta estuviera escrita en el cristal; luego me miró a mí, pero no dijo nada.

- ¿El español es su primera lengua extranjera? - pregunté, esforzándome por vocalizar.
- ¿Primera?
- Déjelo ¿Y qué estudia usted?
- Economía.
- Entonces, ¿sabe qué es la Economía?
- Sí, sí, yo estudio Economía.
- ¿Y no sabe que es la ciencia que trata de la asignación de recursos escasos?
- ¿Qué?

Miré con inquietud al reloj de arena. Todavía quedaba mucho tiempo.

- A ver, ¿estudia Economía?
- Economía.
- Vamos a ver - dije lentamente - ¿Cuál es la influencia de Keynes en la ciencia económica?

Estás se calló, mientras me miraba fijamente con sus minúsculos ojos, como si le estuviera hablando del moro Muza, y no del economista más influyente del siglo XX. Vamos, que ser economista y no conocer a Keynes es como estar casado con una colombiana y no beber café: sólo está al alcance de gente heroica. Yo, por ejemplo, sólo conocía a una persona casada con una colombiana y que no haya bebido café nunca; ahora también conozco una economista que no sabe quién es Keynes.

- Creo que no lo han visto en clase - susurró, a mi izquierda, Natalia Vladlenovna.
- Ya, ya...

Y el relojito seguía haciendo caer, muy lentamente, la arena.

- Bueeeno, ¿a usted qué es lo que le gustaría que le preguntara?
- ¿Qué?
- Mmmffff... estoo... ¿sabe lo que son las aduanas?
- Sí.
- Bien ¿Y sabe para qué sirven?
- Para controlar las fronteras.

Yo no le quitaba ojo al relojito, que, al fin, llegó a su final.

- Huy, qué pena, ya se le ha acabado el tiempo. Muy bien, Estás, ¿puede decirle al siguiente que pase?
- ¿Qué?
- Es igual.

Ludmila Marlenovna acompañó a Estás al pasillo y entró con otra chica, alta, risueña y con un vestidito de flores. Bueno, ya estaba bien de negro.

- ¿Cuál es su motito? - preguntó Ludmila Marlenovna.

La chica se quedó mirándola.

- Su nick - apunté otra vez.
- Eso. Su niquito - insistió Ludmila Marlenovna.
- Anonym88 - dijo ella.
- Vaya, ¿tiene usted veintiún años? - pregunté, para que la primera pregunta fuese realmente muy fácil
- No. Tengo ventidós.
- Seguro que los cumplió hace poco, ¿verdad?
- Sí, en marzo ¿Cómo lo sabe?
- ¿A que nació en 1988?
- ¡SÍ! ¿CÓMO LO SABE?
- Bueno, si su... motito es Anonym88, es probable que naciera en 1988.
- ¡Sí! ¡Es verdad! ¡Me lo puse por eso!

Ufff... Decidí esta vez no preguntar qué era la Economía. Por una vez que íbamos bien... bueno, o algo así.

- ¿Y qué estudia usted?
- Estudio Economía y Contabilidad.
- Hombre, Contabilidad ¿Y le gusta la Contabilidad?
- ¡Sí! ¡Es muy bonita!
- Venga, pues hábleme de las PBU.
- ¿Las PBU?
- Sí, las PBU.
- ¿Y qué es eso?

Las PBU son veintiuna normas rusas que equivalen a lo que en España sería el Plan General de Contabilidad, e internacionalmente las NIC. Es decir, es algo que un estudiante de Contabilidad ruso tiene que manejar por purísima obligación básica, a no ser que sea de primero de carrera, tenga dieciocho tiernos añitos y aún esté desbrozando los conceptos básicos de activo, pasivo y neto. Pero es que Anonym88 ya contaba veintidós abriles, y a esa edad yo esperaba, iluso de mí, que debía estar más cerca de terminar la carrera que de comenzarla.

- ¿No sabe lo que son las PBU?
- No. Es que nosotros no damos contabilidad española.
- Creo que no lo han visto en clase - me apuntó en voz baja, a mi izquierda, Natalia Vladlenovna.
- A ver, Anomym88, las PBU son las Положения по бухгальтерскому учёту (Polozheniya po Bujgalterskomu Uchyotu)
- ¡Eh! ¡Pero aquí debemos hablar sólo en español! - intervino vehementemente Ludmila Marlenovna.
- Bueno, en todo caso las PBU no son contabilidad española y no me creo que una estudiante rusa de Contabilidad no sepa lo que son.
- ¡Ah, sí! ¡Es verdad!
- Y tanto que lo es. En fin, dígame cuáles son las diferencias más importantes entre las normas rusas de contabilidad y las normas internacionales.
- ¿Diferencias?
- Diferencias.
- Bueno, pues las normas rusas de contabilidad son muy diferentes a las internacionales. Lo más importante es que las normas rusas están escritas en ruso, y las normas internacionales no.

Supongo que debí abrir mucho los ojos.

- Porque las normas internacionales están escritas en inglés. En eso se diferencian.
- Claro... - acerté a musitar.
- Ésa es la diferencia más importante.
- Sí, sí... - aún me estaba recuperando del golpe -. Y, a ver, hábleme de los activos fijos.
- ¿Los activos fijos?
- Creo que no lo han visto en clase - me apuntó en voz baja, a mi izquierda, Natalia Vladlenovna.

Miré nerviosamente al reloj de arena. Por fin se había acabado el tiempo.

- Sí, pero, ¿sabe?, se ha terminado su tiempo.
- ¡Ah, sí! ¡Es verdad!
- Bueno, Anonym88, muchas gracias por haber venido ¿Puede decirle al siguiente que puede pasar?
- Sí.

A Anonym88 se le había acabado el tiempo... y a mí se me está haciendo tarde. Así que seguiremos con la serie más adelante. Pero ahora se acerca el Día de la Victoria y, como es casi tradición, ahora vienen un par de entradas más guerreras. Pero esta serie seguirá, claro que si.

5 comentarios:

Ricardo Marquina dijo...

te metes en unos embolaos endemoniados.
ah, no se en MSK pero en Piter va a tocar Guns And Roses, más bien, Axl Rose y un grupo acompañante. Los "musicos acabados" prometen darbos una primavera-verano movidita.

Orayo dijo...

Madre de dios. Es terrorifico lo ignorantes que son. ¿Pero como es posible ese nivel?

Alfina dijo...

Alf, mi héroe...

Francisco dijo...

Hola Alfor,

he estado leyendo las entradas sobre el "concursito" en español y tengo una duda: ¿todas esas cosas que ignoran es porque no lo han dado, tal como decía doña Ludmila, o es que son malos alumnos y no tienen ni repajolera idea?

Lo pregunto porque se supone que están en una universidad privada de cierto prestigio, según he podido deducir.

Alfor dijo...

Ricardo, mmm... Guns&Roses... hace unos años era bronca segura en algún hotel de la ciudad. Ahora, a saber en qué se han quedado.

Orayo, bueno, imagina que te preguntan en un idioma que no es el tuyo. Es posible que en ruso sepan responder mejor, pero sí que parece claro que su formación muestra serias lagunas, se mire como se mire.

Alfina, y sin tomar café ni nada.

Francisco, pues es difícil hacerse una idea de las causas por las que no tienen mucha idea. Yo diría que están un pelín mimados, pero en las siguientes entradas de la serie (que ahora se interrumpe para dar paso a las celebraciones del Día de la Victoria), habrá lugar para elucubrar sobre las causas.