miércoles, 16 de diciembre de 2009

Tiritando

Hace ya un par de días que, cuando hablo por teléfono con alguien de España, me dice que están pasando mucho frío. Incluso un comentarista de esta bitácora, Behemoth, se queja de que en Valencia hace nueve grados y mucha humedad, y que hace mucho frío.

Pobrecillos.

No saben lo que es el frío.

En el momento en que escribo esta entrada, la temperatura exterior en Moscú es de veinticuatro bajo cero. Esta mañana, el termómetro marcaba veintisiete. Eso sí es frío.

Claro, siempre puede venir alguién de Vorkutá o de Yakutsk a decirme que están a cuarenta y cinco grados bajo cero y que lo de Moscú es una birria templadilla, porque lo realmente frío es lo suyo. Y habría que darles la razón, porque una de las cosas que más rabia nos da a los que nos congelamos aquí es cuando llega algún listorro de España y nos dice: "Bueno, bueno, una vez habéis llegado a diez bajo cero, ya da igual lo que venga, ¿no? Ya no distinguiréis un frío del otro."

Y un cuerno. Ya lo creo que se distingue. Diez grados bajo cero es una temperatura fría, pero soportable; veinte grados bajo cero es fría de narices; treinta grados bajo cero ya da grima sólo de ver el termómetro y saber lo que le espera a uno; y cuarenta bajo cero no tengo ni idea, porque mi marca personal está en treinta y seis bajo cero, fue espantoso y no tengo ninguna intención de mejorarla.

Cuando nos plantamos en estos niveles, obviamente no se ve ningún ciclista por la calle. En mi caso, el manual de mi bicicleta dice clarísimo que a partir de quince bajo cero no se garantiza su funcionamiento. Sí se ve a algún inconsciente que no se ha cubierto la cabeza y se está jugando la salud. Los colegios cierran a partir de treinta bajo cero y las guarderías pueden hacerlo a partir de veinte. Y la física comienza a hacer jugarretas.

En Moscú hay conduciones separadas para agua caliente, que se mantiene caliente echándole no sé qué mejunje, y de agua fría que no sé cómo impiden que se congele. Bueno, pues, sea lo que sea que echen, a veces la cosa falla, como cuando me levanté esta mañana, me metí en la ducha y me encontré con que tenía toda el agua caliente que quisiera, pero no fría. Algún punto de la conducción se había congelado, y ahí estaba yo, quemándome con el agua mientras afuera me hubiera congelado inmediatamente, en sentido estricto, si se me hubiera ocurrido salir en pelota picada, como estaba debajo de la ducha.

Pero todo tiene sus ventajas: la más importante es que es el momento ideal para limpiar el congelador, porque el problema suele consistir en dónde meter las cosas congeladas mientras el congelador se limpia y, en este caso, ese problema no se plantea, porque con sacar las cosas al balcón vas servido. En estas fechas, el balcón es un pedazo de congelador de cinco estrellas. Eso sí, hay que tener cuidado con las cosas que se dejan y cómo se protegen, porque, a cualquier temperatura, Moscú está llena de grajos y cuervos y os puedo asegurar que les gusta la mantequilla.

Otras de las cosas que toca hacer a la fuerza, y sobre todo a los que no nos viene bien el metro y vamos al curro andando, es caminar por la calle abrigado con mamotretos que, si lleváramos en España por la calle, se iban a descojonar de nosotros. Lo ideal es no asomar ni un centímetro cuadrado de piel y, para ello todo viene bien: gorros, gafas, bragas, capuchas forradas, guantes, polainas... lo que sea.

Otra cosa que falla son los coches, en particular los de fabricación extranjera y muy en particular los de motor diésel. Los coches rusos prácticamente no fallan nunca, o eso parece, así baje la temporatura lo que haga falta. Los coches extranjeros empiezan a renquear a partir de quince o veinte bajo cero, y si son diésel, con más frecuencia, porque se les empieza a congelar el combustible ¿Que cómo lo sé? ¿De verdad queréis que os lo cuente?

8 comentarios:

Behemoth dijo...

Jajajaja, perdona pero hoy en España había ciudades a -10º y en Valencia, que te lo digo yo que me he ido en bici como cada día, 0º ya acabando la madrugada, pero con una humedad que daba risa o te ponías a llorar directamente.

Y yo he estado en ciudades muy frías, cuando he estado en Rusia la verdad es que no hacía un frío excesivo porque no era invierno. Pero si que he estado en Polonia en invierno (Donde las señoras +35 se te "abrazan" para que las ayudes a cruzar la calle -Por el hielo y eso- y si no sabes polaco, te llevas sustos cuando te abrazan señoras bien vestidas pero de 10 años mayores sin entender lo que te dicen que suena como "nosequé matroska")

En fin, que no sé que humedad tendrás en Moscú, pero lo de Valencia es una pasada, porque en Polonia te ponías un abrigo grueso, botas y pantalón con calentadores por dentro y fuera frío, pero en Valencia como tu bien sabes, por mucho abrigo que lleves, la humedad lo traspasa todo.

josema dijo...

Alfor, esta madrugada en Albacete hemos alcanzado los - 10 ºC. Bien es cierto, que ha sido el peor día de la ola de frío que nos visita estos días.
Aquí el problema con las tuberías de agua potable está justo en el tramo que hay en el armario del contador. Éste suele estar en la fachada de la casa, se encuentra más desprotegido, por lo que corre el riesgo de congelarse si la temperatura baja mucho.
Personalmente, cuando anuncian en televisión que bajan las temperaturas, abro el armario y le pongo varias camisetas viejas liadas a ese tramo de tubería (suele medir unos 40 cm). Con ese "abriguito" aguanta sin problemas y nunca he tenido un corte de agua por congelación.

Obocelibel dijo...

Mi record personal es de -18ºC aunque en Sredneuralsk he estado a -16ºC, a orillas de un lago y aguantando el viento que si no era polar poco le faltaba. Fueron diez minutos sin gorro (era de mis primeras visitas y no estaba preparado) y con zapatos de esos que en España llamamos de invierno pero que allí no valen para nada (dos metros de suelo congelado bajo mis pies). Por supuesto me puse malo casi de inmediato y tarde una semana en recuperar la voz.
Estoy contigo, cada grado hacia el fondo de la escala cuenta.
Además, en España la temperatura siempre sube algo a mediodía, mientras que en Western Siberia (es como lo llama el mapa del avión) amaneces a 0º y puedes comer a -15º.
Pero ahora tengo un gorro espectacular (Coronel Tapioca, 23 euros ;) ), zapato de montaña con doble calcetín y marianos (calzoncillos hasta los tobillos). Que vengan las olas de frío !!!!!
Behemoth, que sepas que dónde más frío he pasado ha sido esperando al autobus para ir a a la Uni, en Oviedo, a +5º pero con una humedad del copón ;)

Kinoforov dijo...

Muy buenas Alfor! pues justo quería preparar una entrada sobre los mismo, sobre el frío que estamos pasando estos últimos días en los urales y el comportamiento de mi coche con estas temperaturas!

Kozure Okami 浪人 dijo...

Donde yo naci, querido Soldado, hace 42º al medio dia llueva, truene o relampaguee. Donde yo creci, los dias corrientes hacia 32º al mediodia y los frios como mucho hacia 19º.

pero me mude a la capital, Bogota. Aqui, por mas que trato de acostumbrarme, cada mañana me levanto a 2º , e invariablemente cuando voy al trabajo a las 6:30 am , el aliento se me condensa.

Desde luego, no tengo ni la menor idea de como sera estar a -15. Aunque aqui la humdad siempre es alta y en mi casa es altisima porque estoy pegado a los Cerros orientales de la Ciudad, cosa que hace que siempre haga un frio de los cojones. Si en el centro o en el norte hace 22º, en mi casa la temperatura al medio dia cuando mucho son 14ª gracias a esa humedad.

Saludos Alfor y... Ojala no te congeles mucho!

Kozure Okami 浪人 dijo...

y sabes que si quiero saber como sabes lo del Diesel? (aqui llamado ACPM?)

Andriey dijo...

No existe el mal tiempo sólo el mal abrigo.
saludos!

Alfor dijo...

Behemoth, la humedad en Moscú (y en Valencia) la obtienes pinchando en la imagen de la izquierda de la entrada y... ¡sorpresa! ¡Hay más humedad en Moscú!

Eso sí, lo de la señora polaca abrazándose me ha hecho mucha gracia.

Ánimo con ese frío. Parece que ya va a menos en Valencia.

Josema, aquí las tuberías se pueden helar aunque estén dentro de la pared. Diez bajo cero es biruji, pero veintisiete ya se las trae.

Eso sí, lo de abrigar las tuberías es una idea excelente. A ver si la puedo aplicar por aquí, pero lo veo chungo.

Obocelibel, ¿gorro del coronel Tapioca? ¡Pero qué pijo!

Es broma. Si te libra de la congelación craneal, bueno es.

Kinoforov, ya te he leído, ya. Y te envidio, porque tener un coche de gasolina en estas condiciones es importante.

Kozure, pues no sé si recomendarte un viajecito por las cimas más altas de los Andes. Allí debe hacer fresquito. Lo de Bogotá, por mucho que digas que hace sólo dos grados, la verdad es que no impresiona demasiado.

Venga, un saludo a Uribe, que sé que os lleváis bien. :)

Ah, y lo del diésel lo sé por propia (y actual) experiencia. Desgraciadamente.

Andriey, y usted que lo diga.