viernes, 22 de mayo de 2009

Tradición frente a modernidad

- ¡Oleg Robertovich!
- Diga, Arkadi Sviatoslavovich.
- Tengo una protesta muy seria que plantear.
- ¿Una protesta? ¿A mí? ¿Al administrador del departamento de agricultura?
- A usted, Oleg Robertovich. Yo ya sé que lleva muchos años sirviendo al departamento de agricultura, y el colectivo le está agradecido por su entrega y su iniciativa, pero es precisamente su última iniciativa la que ha provocado que venga a protestar.
- Arkadi Sviatoslavovich, estamos en una democracia, y entiendo que el colectivo tiene derecho a expresarse. Le escucho.
- Oleg Robertovich, se trata de las recientes obras en los servicios del departamento, en la zona de visitantes, que son los que usan los koljosianos que vienen a realizar trámites.
- ¿Las obras? ¿Ocurre algo con ellas?
- Oleg Robertovich, a los campesinos no les gusta el estado en que han quedado los servicios.
- Arkadi Sviatoslavovich, ¿qué me está diciendo? ¡Esos servicios eran un lugar sucio y atrasado! Tras la reforma, tenemos unos servicios dignos de la Rusia del siglo XXI.
- Pero los campesinos no están acostumbrados. Usted ha hecho colocar un mamotreto de color blanco y forma extraña en el lugar donde debe estar el agujero de siempre. Usted ha hecho cubrir ese trasto con una tapa ¡Una tapa, Oleg Robertovich! ¡Como en los restaurantes de la ciudad! Los campesinos no desean eso. Los campesinos quieren su letrina, quieren su agujero en el suelo, quieren hacer sus cosas acuclillados en el suelo, como las hicieron sus padres, como las hicieron sus abuelos. Y como seguramente harán sus hijos. Y usted, Oleg Robertovich, será administrador del departamento de agricultura, pero no debería molestar al colectivo. Y le advierto que el colectivo está muy molesto y considera que el gasto de instalar ese mamotreto no merece la pena.
- Pero es mucho más higiénico... lo exige la época...
- Oleg Robertovich, no quería llegar a esto, pero aquí tiene un papel firmado por los miembros del colectivo en el que solicitan que se retire esa cosa que ha puesto usted y que vuelva a funcionar el agujero en el suelo.
- Arkadi Sviatoslavovich...
- Dígame.
- Tenga en cuenta que en democracia hemos de saber llegar a compromisos. Yo comprendo que el campesinado ve estos inventos modernos y empieza a murmurar. El campesinado, usted lo sabe bien, es muy conservador.
- No es motivo para no satisfacerlo.
- Cierto, Arkadi Sviatoslavovich, cierto, pero veo que la pretensión principal consiste en aliviarse en cuclillas, como toda la vida, y que lo que salga del cuerpo vaya a parar a un agujero.
- Así es, Oleg Robertovich.
- Pues bien, yo creo que puedo hacer compatible esa pretensión del campesinado, que justamente intenta mantener sus costumbres, con el mantenimiento de la taza. Se llama, así, ¿sabe?
- ¿Cómo piensa hacerlo, Oleg Robertovich?
- ¿Ve esos dos bloques de cemento?
- Sí.
- Vuelva dentro de un rato.

* * *

- Arkadi Sviatoslavovich...
- Sí, Oleg Robertovich.
- Venga, ya está instalado. Dígale al colectivo que el administrador es el primer interesado en respetar la tradición, pero que hay que adaptarse al paso del tiempo, así que hemos resuelto mantener la taza con algún retoque que la haga operativa. Si los campesinos se ponen en cuclillas sobre esos bloques, podrán hacer sus cosas como siempre.
- Estupendo, Oleg Robertovich. Es usted un padre para ellos.
- Ah, Arkadi Sviatoslavovich, una cosa más.
- Diga, Oleg Robertovich.
- La tapa me la llevo a mi dacha. De todas formas, ¿dónde se ha visto una letrina con tapa?

15 comentarios:

miguel dijo...

Alfor, no se si conoces un pesadísimo anuncio de nuestra TVE con el que yo podría hoy contestar:

" Yo quiero hacer caca en el baño de Pablito..."

(por si no lo conocieras, el tal Pablito tiene instalado en su Wc un apaatito desodorante.Dile al Comisario del Dep.Agricultura que no le demando tanto lujo...

Llevan anunciándolo un par de meses y lo peor es el tono de la voz del nene!!!

Al'bert dijo...

Jo macho, la verdad es que en todos los blogs que tratan sobre Rusia, el asunto de los WC es de lo más recurrente... Muy bueno, sí señor!

Bruno dijo...

Trabajo en el departamento de desarrollo, tengo nombre italiano, pero apellido, ruso, bien ruso, hijo de ruso y argentina.

Mi padre, ingeniero por supuesto, trabajo y asesoro en la instalacion de varias usinas electricas en el pais donde naci y conocio a mi madre.

Fue delegado tecnologico (o no sabria como decirlo) de la embaja de la URSS en Buenos Aires hasta el desmoramiento de la gerontocracia.

Газпром sera el ultimo exportador porque no hay margen para la sana competencia y eso lo sabes.

Como asesor externo no, estoy en el departamento de desarrollo y transporte.

Esther Hhhh dijo...

Maaaaaadre del amor hermoso... ¿Y para los que no son campesinos y prefieren el uso de la excéntrica y moderna Taza? Porque a esos les han aguado un poco la fiesta, apuff...

Besitossssssss

Anónimo dijo...

Estoooo..... La tapa en los wateres públicos suele no estar impecablemente limpia, así que da un poco de asquillo poner ahí el trasero de uno. Hacerlo en la pose que en ruso se llama "поза орла" es bastante difícil.

Alfor dijo...

Miguel, como comprenderás, sigo poco la televisión española, y los anuncios no digamos. Eso sí, lo de los desodorantes en los servicios es una magnífica idea.

Al'bert, es que detrás de las puertas de los wáteres rusos se puede encontrar uno cualquier cosa.

Bruno, ¿así que ruso y argentino al alimón? Mezcla explosiva... y no digamos si trabaja en el sector del gas.

Esther, ¡pero qué burguesa eres, recontra! En cuclillas o al campo de reeducación.

Anónimo, con unos buenos glúteos, todo es más sencillo. Eso sí, si la solución al hecho de que la tapa esté sucia consiste en eliminar la tapa, vamos aviados. Acabaremos tirando cualquier cosa que se ensucie, como un nuevo ruso cualquiera. :)

Anónimo dijo...

Soy Inmi :) Te prometo, cuando tenga un poco más de tiempo, encontrar un escrito de esos, sabes, que mandan los amigos unos a otros, llenándote el buzón de tonterías. Pero uno me llegó hasta el más profundo de mi ser. Era sobre una tía que utiliza el water público. Ah, en España, desde luego. Así como cuando tenga tiempo voy a pasar a mi blog (que hasta ahora cría telarañas) lo que vi en el hospital Posadas, Buenos Aires.

Anónimo dijo...

Lo encontré.


¿Por qué las mujeres están tanto rato en el lavabo?

El gran secreto de todas las mujeres respecto a los baños es que de niña tu mamá te llevaba al baño, te enseñaba a limpiar la tabla del inodoro con papel higiénico y luego ponía tiras de papel cuidadosamente en el perímetro de la taza.

Finalmente te instruía: 'Nunca, nunca te sientes en un baño publico'.

Y luego te mostraba 'la posición' que consiste en balancearte sobre el inodoro en una posición de sentarse sin que tu cuerpo haga contacto con la taza.

Anónimo dijo...

La 'Posición' es una de las primeras lecciones de vida de una niña, súper importante y necesaria, nos ha de acompañar durante el resto de nuestras vidas. Pero aún hoy en nuestros años adultos,'la posición' es dolorosamente difícil de mantener cuando tu vejiga está a punto de reventar.

Cuando 'tienes que ir' a un baño público, te encuentras con una cola de mujeres que te hace pensar que dentro está Brad Pitt. Así que pides la vez y esperas paciente, sonriendo amablemente a las demás mujeres que también están discretamente cruzando piernas y brazos. Es la posición oficial de 'me estoy meando'.

Finalmente te toca tu turno, pero siempre llega la típica mamá con 'la niña pequeña que no se puede aguantar más' y aprovechan para saltarse ambas la cola con todo el morro!. Entonces verificas cada cubículo por debajo para versi no hay piernas. Todos están ocupados. Finalmente uno se abre y te lanzas casi tirando a la persona que va saliendo. Entras y te das cuenta que el picaporte no funciona (nunca funciona); no importa...

Anónimo dijo...

Cuelgas tu bolso del gancho que hay en la puerta, y si no hay gancho (nunca hay gancho), inspeccionas la zona, el suelo esta lleno de líquidos indefinidos y no te atreves a dejarlo ahí, así que te lo cuelgas del cuello mientras miras como se balancea debajo tuyo, sin contar que te desnuca la correa, porque el bolso está lleno de mierdas que fuiste metiendo dentro - la mayoría de las cuales no usas, pero que las tienes por si acaso - ...

Pero volviendo a la puerta... como no tenía picaporte, solo tienes la opción de sostenerla con una mano, mientras que con la otra de un tirón te bajas las bragas y tomas 'la posición'... Alivio...... AAhhhhhh....por fin... Ahí es cuando tus muslos empiezan a temblar.... por que estás suspendida en el aire, con las piernas flexionadas, las bragas cortándote la circulación de los muslos, el brazo extendido haciendo fuerza contra la puerta y un bolso de 5 kgs. colgando de tu cuello.

Te encantaría sentarte, pero no tuviste tiempo de limpiar la taza ni la cubrirte con papel, interiormente crees que no pasaría nada pero la voz de tu madre retumba en tu cabeza 'jamás te sientes en un water público!', así que te quedas en 'la posición' con el tembleque de piernas, entonces por un fallo de cálculo en las distancias una salpicada finíiiiiisima del chorro te salpica en tu propio culo y que ¡¡¡te moja hasta las medias!!! Tienes suerte si no te mojas tus propios zapatos, y es que adoptar 'la posición' requiere una gran concentración.

Anónimo dijo...

Para alejar de tu mente esa desgracia, buscas el rollo de papel higiénico peroooo, ¡joooooder...! el rollo esta vacío...! (siempre) Entonces suplicas al cielo que entre los 5 kgs. de trastos que llevas en el bolso haya un miserable kleenex, pero para buscar en tu bolso tienes que soltar la puerta, dudas un momento, pero no hay más remedio.y en cuanto sueltas la puerta, alguien la empuja y recibes un portazo que tienes que frenar con un movimiento rápido y brusco, si miramientos o todo el mundo te vera semi sentada en el aire con la bragas por la rodilla ¡¡NO!! Entonces gritas ¡¡¡O-CU-PA-DOOOO !!!', mientras continúas empuja ndo la puerta con tu mano libre, das por hecho que todas las que esperan en el exterior han oído tu mensaje y ya puedes soltar la puerta sin miedo, nadie intentará abrirla de nuevo, (en eso las mujeres nos respetamos mucho) y te dispones a buscar tu keenex sin agobios, te gustaría usar más de uno pero sabes lo valiosos que son en casos similares y te apañas con uno por si acaso.

En ese preciso instante se apaga la luz automática del baño, en un cubículo tan reducido no puede ser tan difícil encontrar el interruptor! das la luz de nuevo con la mano del kleenex por que la otra sigue sujetando tus bragas, vas contando los segundos que te quedan para salir de allí, sudando por que llevas el abrigo puesto ya que no hay perchero, y es que, hay que ver el calor que hace en esos sitios tan pequeños y en esa posición de fuerza en la que sigues, con los gemelos a punto de estallar.

Anónimo dijo...

Sin contar el cabreo que llevas por el portazo, el desnuque con la correa del bolso, el sudor que corre por tu frente, la salpicada del chorro en las piernas y en las medias, que todavía están mojadas... el recuerdo de tu mamá que estaría avergonzadísima si te viera así; porque su culo nunca tocó el asiento de un baño público, porque francamente, 'tu no sabes qué clase de enfermedades podrías agarrar ahí'.

Pero la debacle no termina... estás exhausta, cuando te pones de pie ya no sientes las piernas, te recolocas la ropa rápidamente y tiras de la cadena ¡sobretodo! Si no funciona preferirías no salir jamás de ese baño ¡qué vergüenza! entonces sales al lavamanos. Todo esta lleno de agua así que no puedes soltar el bolso ni un segundo, lo cuelgas al hombro, no sabes cómo funciona el grifo con los sensores automáticos así que tocas hasta que sale un chorrito de agua fresca, y consigues jabón, te lavas en una posición de jorobado de Notredame para que no se resbale el bolso desde tu hombro y acabe en la pica del baño bajo el chorro automático, el secador de aire es un trasto inútil así que acabas secándote las manos en tus pantalones, por que no piensas gastar otro kleenex para eso! y sales pasando junto ala línea de mujeres que aún están esperando con las piernas cruzadas y en estos momentos eres incapaz de sonreír cortésmente, consciente de que has pasado ahí una eternidad.

Tendrás suerte si no sales arrastrando un trozo de papel higiénico pegado a tu zapato del largo del río Mississippi, o peor aún, con la falda arremangada pillada por tus medias que te subiste a la velocidad de la luz y enseñando el culo! Lo juro, a mi me pasó y no soy la única, me consta!

. y sales.

En este momento ves a tu chico que ha entrado, usado y salido del baño de hombres y que tuvo tiempo de sobra para leer Guerra y Paz mientras te esperaba. '¿Por qué tardas tanto?' te pregunta irritado.

' Había mucha cola' te limitas a decir.

Y esta es la razón por la que las mujeres vamos en grupo al baño, por solidaridad, ya que una te aguanta el bolso y el abrigo, la otra te sujeta la puerta, otra te pasa el kleenex por debajo de la puerta y así es mucho más sencillo y rápido ya que tú solo tienes que concentrarte en mantener 'la posición'. y la dignidad.

Esto esta dedicado a las mujeres de todas partes que han tenido que usar un baño público.

Y finalmente os explica a vosotros, hombres, porqué nosotras tardamos tanto.

Alfor dijo...

Inmi, brillante. Estoy llorando de la risa. Yo, en mi candidez, pensaba que los lavabos de mujeres estaban limpios (es que no voy mucho por allí, claro) y que sólo eran los de hombres los que estaban hechos una pena.

De alguna forma, ver que estaba equivocado me reconforta. ;)

Ah, y cuando trajines en tu blog, pasa cómo entrar por aquí, que esas cosas se enlazan.

Esther Hhhh dijo...

Inmi, (disculpa Alfito, pero no he podido resistirme) Genial, realmente genial, la que lo ha escrito lo ha clavado, aaaaapuff... La "posición", en ciertos momentos puede ser terrible, y eso que ella se ha ahorrado lo que supone mantenerla cuando tus pies están sobre "Zancos" de un milímetro de diámetro y 15 cm de altura y además, y por si fuera poco, ya son las cuatro de la mañana y digamos que tus necesidades urinarias son directamente proporcionales a la cantidad de cerveza consumida, multiplicada por dos.

Besitos

Anónimo dijo...

Esther, en ese estado ya da igual la limpieza del baño y lo que decía mamita y los médicos, y se puede dejar caer las posaderas sobre la tapa del inodoro salpicada por las usuarias anteriores, y no precisamente de champaña BurZhua :)