lunes, 7 de julio de 2008

Dibujos animados

En algún sitio creo que he escrito ya que los dibujos animados rusos son fantásticos y que merecen un monumento. Tienen, además, una extraña virtud, y es que a los adultos les gustan, y que se apartan un poco de la simplicidad un tanto maniquea de los típicos Tom & Jerry, o Piolín y Silvestre, que viven demasiado de los tortazos un tanto lejanos de la realidad. No, los dibujos animados rusos suelen ser más elaborados... con una excepción.

La excepción es Nu, pogodi, que por otra parte es probablemente la serie más popular. Estuvo en producción nada menos que 24 años, hasta que sucumbió, en 1993, más o menos al mismo tiempo que el país entero. En 2005 tuvo una corta resurrección que no duró más allá de ese mismo año. Nu, pogodi es una serie de dibujos animados muy convencional, con un lobo malo (cuyo nombre es "Lobo", sin más: es simple hasta en eso) que trata de zamparse mediante todo tipo de argucias a una liebre que siempre consigue escaparse. La liebre, lo habéis adivinado, se llama "Liebre". Entre los niños más pequeños, las frecuentes reposiciones de la serie hacen furor, y Ame, niño sometido a dibujos animados de diversas procedencias y nacionalidades, no es una excepción y, en este tiempo de holganza vacacional, se ha aficionado a estos dibujos y ha resultado ser partidario de la liebre. El otro día, justo antes de irse a dormir, y con el pijama puesto, trató de resolver una duda que le debía traer inquieto.

- Mamá, ¿los lobos son malos?

Alfina, que no estaba pensando probablemente en Nu, pogodi, vio la oportunidad de dar una clase de ciencias naturales.

- No, Ame, los lobos no son malos. Los lobos tienen que comer, y por eso tienen que cazar animales.
- ¿Sí?
- Sí.

Ame se cruzó de brazos y preguntó.

- ¿Y los coyotes?

Alfina probablemente, como casi todos nosotros, no ha visto coyotes más que en fotos, pero se repuso al hecho de que un niño de cuatro años supiera lo que es un coyote.

- Los coyotes tampoco son malos. Tienen que comer. Otros animales comen hierba, y ellos comen carne. Pero no son malos.

Y entonces Ame dijo:

- Pero los coyotes se comen a los pajaritos.
- ¿A los pajaritos?
- Sí, a los pajaritos. Como al pajarito bip-bip.

Cierto. Y el coyote se llama Marca Acme.

4 comentarios:

Alfina dijo...

Ja ja ja...
Si, lo mejor fue la postura de: "Tú me estás engañando".

Esther Hhhh dijo...

Ejem, básicamente, Alfito, he de dar la razón a Alfina. Coyote NUNCA y repito NUNCA se ha comido a Correcaminos. No sé yo si Lobo se habrá podido comer a Liebre alguna vez, pero Coyote sufre episodio tras episodio las trampas y estrategias de Correcaminos, al que nunca se logra zampar. De hecho creo que en algún capítulo opta por comerse las verduras con las que pensaba aderezarlo, a falta de algo mejor.

Había un pub en Gandia en el que, en un pequeño acto de maldad cínica, se reproducía en sus paredes, una bonita escena en la que Coyote lograba por fin zamparse a Correcaminos... Y es que al final es inevitable aliarse con él, angelito mío...

Besitossssssss

Alfor dijo...

Alfina, sí, lo mejor era la postura con los brazos cruzados.

Estherita, estás en un grave error, el Coyote sí logra atrapar al Correcaminos: http://es.youtube.com/watch?v=RM8uQDbtAp4

Esther Hhhh dijo...

Jajajaja, Alfito, vale, lo atrapa, ejem... Hasta cierto punto, porque creo que lo que no se ve en cámara es cómo el Correcaminos se lo zampa luego, jejejeje...

Besitos