miércoles, 8 de noviembre de 2006

Pabellón de reposo (II)

Bueno, pues no han pasado ni dos meses, estamos aquí de nuevo, y mira que las cosas han cambiado. La casita de madera que ocupamos en septiembre ha dado paso a una casa de ladrillo con calefacción (paradójicamente, la llaman "casa de verano", "letny dom"). La ermita sigue en su sitio, pero las señoras que la atendían en septiembre parece que han preferido quedarse en casa, al menos de momento. Los escalones que permitían el acceso hasta la ermita están cubiertos de nieve, con lo que, más que una escalera, tenemos una rampa para deslizarnos.

Podemos hacer batallas de bolas de nieve, tirarnos encima de la nieve, quizá incluso hacer un muñeco de nieve, hacer castillos de nieve. Es nieve blanca, nadie la ha pisado aún, y está limpia. Más adelante, sobre todo en Moscú, la nieve se pondrá marrón, sucia y asquerosa, pero ahora es blanca y da gusto tocarla.

El restaurante y centro de ocio sigue en su mismo lugar, y la única diferencia es que los comensales estamos mucho más abrigados, y los niños visten pantalones de invierno. Y que en el porche de la entrada tenemos que dar patadas al suelo para que se desprenda algo de la nieve que se ha quedado adherida a las suelas y no dejar el interior perdido.

Y que, cuando estamos paseando por el bosque y Ame quiere hacer pis, en lugar de bajarle los pantalones allí mismo, como en verano, tengo que ir corriendo a la casa (es muy cruel bajar los pantalones a cinco bajo cero a un niño que no tiene ni tres años, ¿verdad?), quitarle las botas, ponerle las zapatillas, quitarme las botas yo, ponerme las zapatillas, quitarme el abrigo, quitárselo a Ame, quitarme los guantes, quitárselos a Ame, quitarme la boina, quitarle a Ame el gorro, agarrarlo en brazos, recorrer la distancia hasta la letrina, bajar la tapa, bajarle los pantalones, bajarle los leotardos, bajarle los calzoncillos... mieeeeeeeerda... demasiado tarde.

8 comentarios:

Camarada Viorel dijo...

Hola:

He visto el comentario que has puesto en mi blog, y te felicito por haberlo hecho. Ando necesitado de comentarios, xD. Pues la verdad, ando revisando tu blog, y creo que a pesar de que esté para mi gusto algo desorganizado, escribís lo que sentís, y está bien. No obstante, me gustaria ver si podríamos recomendarnos mutuamente en nuestros blogs el del otro. No sé si aceptarás, pero pensalo.

Saludos socialistas.

Anónimo dijo...

primero que nada...Camarada Viorel.- es muy tierno tu comentario....ya voy a visitarte...

Jajaja...es que sólo a ustedes se les ocurre andar taaaan vestidos, pobre Ame, me parece que allá hasta los adultos deberían usar pañal...jejeje

El paisaje es precioso, de verdad te envdio, me gustaría pasar ahí mi noche de bodas...

Un abrazo caluroso para estos tiem´pos de frío...

Esther Hhhh dijo...

¿Pero te nos casas BAR? (Disculpa Alf, es que me sorprendió el comentario de nuestra amiga)
En cuanto a tu entrada, mi querido Alf... Solo a ti se te ocurre pensar que es cruel bajarle el pantalón en pleno bosque a un niño.... por frio que haga. ellos están hechos de otra materia, además la cosa está en preguntarle ¿tú crees que llegas a casa y te da tiempo a quitarte toda esa cantidad de capas?
Que esa es otra, madre de dios, que cantidad de capas... Ains, me da frío sólo de pensarlo, y yo aquí medio helada porque total, ahí afuera tenemos una "agradable" temperatura de unos 15 graditos de nas... Vamos, veranito para vosotros...
Por cierto Camarada Viorel, ahora te visito...
Besitos a todosssssss

Alfor dijo...

Camarada Viorel, dudo mucho que mi blog te acabe gustando. No sólo es que esté desorganizado (cosa que a mí me gusta), sino que, políticamente, estamos un pelín lejos, incluso diría que yo estoy estirando del otro lado de la cuerda; lo notarás en cuanto veas alguna entrada más "política" (pocas, pero alguna hay de vez en cuando). Eso sí, aprecio a la gente consecuente y tengo la intuición que tú lo eres.

BAR, para tu noche de bodas, si la quieres pasar en Sumbulovo, te recomiendo el verano. Ahora bien, casarse en Sumbulovo no debe ser fácil. Yo, de ti, iría a Cancún, como todo el mundo ¿Cuándo te podemos dar la enhorabuena?

Esther, ¿qué te crees, que no hice la pregunta?

Galo dijo...

Es cruel, si. PEro hay gente que lo hace tambien. Y despues ya sabes: donde la nieve este un poco amarillenta... Aunque podria ser cerveza derramada!

Alfor dijo...

Galo, ¿derramar cerveza? Noooooooo...

Esther Hhhh dijo...

Alfor.. Que BAR vive en Mexico, justo donde está Cancún. Lo que para nosotros es una luna de miel de lo más exótico, a ella le debe quedar un poco corriente ¿no crees?...
Besitos

Anónimo dijo...

OK, pongan atención a esto que es muy importante y un poco vergonzoso para mí...NUNCA HE IDO A CANCÚN.!!! la verdad es qu es bastante caro. pero si está en mis planes....

Y para fortuna o desgracia(no lo sé) nop, aún no me caso...y la verdad es que no voy viendo claro con esto...pero esa es otra historia...

Un beso