viernes, 12 de marzo de 2010

Al filo de lo imposible

Una de las cosas buenas de estar por una metrópoli importante (y Moscú, indudablemente, lo es) consiste en que te encuentras con gente destacada. Hoy día, en que hay muchos españoles viviendo por aquí, uno más no destaca demasiado, pero en los albores de los noventa, cuando alguien venía desde España, era bastante frecuente que acabaran dando contigo, que eras de los pocos que aguantaban el chaparrón, y conocieras a los que venían.

Y, un día, quienes llegaron fueron los del equipo del programa "Al filo de lo imposible", que pasaban por Moscú de camino al Polo Norte. En Moscú iban a pasar un par de días, antes de desplazarse hasta Dudinka, que es la ciudad donde está el aeropuerto más cercano al Polo Norte; desde allí se desplazarían, por lo que pude entender, hasta Dikson, donde hay un aeródromo militar que era el lugar más septentrional que podían alcanzar en avioneta. Y, a partir de allí, les esperaban tres mil kilómetros de pateo hasta el Polo Norte, ahí es ná.

Por lo que me contaron, donde realmente estaba el problema es en las montañas de hielo previas a alcanzar las zonas más llanas de la banquisa. A partir de allí, ya alcanzaban terreno llano y podían desplazarse con sus trineos con cierta velocidad. Pero, hasta llegar ahí, y mientras lidiaban con los montones de hielo, a veces no avanzaban más de unos pocos kilómetros al día.

Les hubiera venido bien, para aclimatarse, pasar una temporada algo más larga por Moscú, en particular si el tiempo es como estos días.

Porque, después de pasar más frío que un tonto, de que las temperaturas subieran quince grados bruscamente y de que todo comenzara a derretirse, los fríos han vuelto con fuerza y lo han dejado todo más congelado que un sueldo español.

Y, así, igual que los problemas de los chicos de "Al filo" para alcanzar la banquisa, en Moscú tenemos el problema de alcanzar la acera sin rompernos la rabadilla en el intento.



Ahí arriba hay un ejemplo. Se trata de atravesar la franja de hielo de dos metros que separa la acera de la calzada, donde el firme no es demasiado resbaladizo y repetir la jugada al otro lado, posiblemente apoyándose en el coche para no perder la verticalidad. Y no busquéis un paso cebra ni cosa por el estilo, si no queréis perder el tiempo.



... porque el teórico paso cebra se encuentra aquí. La dificultad aumenta. Se trata de atravesar la superficie helada y alcanzar la tierra de promisión, en forma de tienda de vinos y licores que se encuentra al otro lado.

De todas formas, seguramente lo verdaderamente meritorio debe ser volver a casa, atravesando las mismas placas, después de haber visitado como es debido la mencionada tienda de vinos y licores.

4 comentarios:

Bejemoth dijo...

Jajaja ¡Joder! Pues sí que tiene que ser un cachondeo ir a casa después de una noche de fiesta, si en Valencia con la brisa marina que hace en verano hay gente que vuelve a gatas después de una noche loca... a saber como volverían allí.

Pues tú ves con mucho cuidado que no queremos más artículos de la sanidad rusa porque te has roto una pierna. Y ojo con la bici, no te la juegues.

Y eres un poco exagerado, la verdad, en España también nos ha caído una nevada de agarrarse donde se pueda, y en Valencia, hoy tiene pinta de que va a caer mas agua que en el diluvio universal, o a lo mejor no llueve.

¡Cuidado!

danferesp dijo...

Viendo los coches aparcados.... y que tal conducir para atravesar la calzada???

Ánimo, seguro que esto lo resuelve el calentamiento global o la primavera..... el que llegue antes.

saludos

miguel dijo...

Tres metáforas muy acertadas,Alfor: alcanzar la acera sin romperse la rabadilla; el sueldo español y la del mismo título: "al filo de lo imposible" y la expedición. Bravo!, eres genial

Alfor dijo...

Bejemoth, para asegurarse, lo más común es volver de día, cuando abren el metro.

Y a la bici le debería quedar poco para salir de su encierro, pero con el hielo lo más probable es que la cosa se demore algo más.

Buena gota fría, y a ver si no fastidia la plantà.

Danferesp, "el que llegue antes" xD buenísimo.

Miguel, gracias, gracias, uno que se esfuerza... :-)