miércoles, 13 de enero de 2010

Los Reyes de Ame (III): Sigue la cabalgata

Estuvimos esperando mucho tiempo que empezara la cabalgata. Cada poquito, Abi, Ro y yo le preguntábamos a papá cuándo comenzaría. Creo que por lo menos pasaron dieciséis horas, o más, pero al final empezaron a llegar los personajes.

Pasan señores a caballo, pasan artistas de circo, pasan muchos músicos tocando música valenciana que mi papá nos canta muchas veces en Moscú, y también pasan carrozas. Lo de las carrozas es lo mejor, porque tiran caramelos y, a veces, algunas carrozas tiran chuches, juguetes ¡y hasta balones! Este año la crisis se ha comido muchos caramelos, pero quedaban algunos, y había pocos juguetes, pero mi papá es muy alto y consiguió atrapar dos balones.

También venían los malos. Los malos vienen en una carroza en la que pone "El Corte Inglés". Eso es una tienda muy grande en la que a mamá le gusta mucho comprar cosas, y creo que es por eso que a papá no le gusta esa tienda. Además, me contó que tenía una cuenta pendiente con ellos. Mi papá dice que los ingleses nunca han querido muy bien a los españoles y por eso siempre estamos en guerra contra ellos. Seguro que los ingleses abrieron esa tienda para que todas las mujeres españolas se fueran allí a comprar cositas y quedarse con todo y enfadar a los españoles. Cuando se acercaron, un niño malo que iba en la carroza de los ingleses comenzó a tirarnos caramelos desde muy arriba y a mí me cayó uno en la cabeza y me hizo daño. Mi papá miró a su amigo, me miró a mí y dijo: "¡A por ellos!" Mi papá y su amigo metieron la mano en la bolsa de los caramelos que habían recogido y empezaron a tirar caramelos a los niños malos que iban en la carroza de los ingleses. Otros señores que estaban a nuestro lado y que por lo menos tenían quince años los vieron y también se pusieron a tirar caramelos a los ingleses. Al final les dimos a casi todos antes de que se fueran. Creo que los ingleses no se lo esperaban y por eso tuvieron que huir. Mi papá, su amigo y los otros señores se quedaron muy contentos.

Entonces mi papá levantó la cabeza y dijo: "¡Me ha caído una gota!" Y enseguida dijo que nos pusiéramos las capuchas. Él no llevaba, y su amigo tampoco, así que comenzaron a mojarse mucho, porque enseguida comenzó a llover. Casi todo el mundo tenía paraguas. "¡Pero si hace media hora estaba raso!", decía mi papá mientras le caían gotas de agua por la cara.

Los que iban en la cabalgata tampoco parecían muy contentos y se pusieron a ir deprisa, así que pronto llegaron los reyes. Los reyes son lo más guay de la cabalgata. El primero se llama Melchor. Cuando llega, todos gritamos muy fuerte su nombre, y él nos saluda. Luego viene el segundo, que se llama Gaspar. También todos gritamos su nombre cuando viene. Mi papá estaba ocupando secándose la cara, que la tenía totalmente mojada con la lluvia, así que le dije que gritara más, o los reyes no le dejarían nada. Mi papá miró al cielo, luego me miró a mí y comenzó a gritar. Yo creo que no tenía muchas ganas.

El tercer rey se llama Baltasar y siempre es negro, pero este año sólo estaba un poco morenito. Mi papá y su amigo se rieron mucho de él y dijeron que parecía Michael Jackson. Michael Jackson es un señor muy pálido que murió el año pasado porque no se comía la sopa que le daban sus papás y por eso esaba muy flaquito. De todas formas, no está bien reírse de un rey mago. Yo creo que a mi papá y a su amigo igual no le dejan todo lo que habían pedido.

Ahi se acabó la cabalgata. Lo más molesto es que seguía lloviendo y que no teníamos paraguas y que las capuchas y los abrigos que teníamos estaban ya mojados del todo. Además, había muchos charcos. Meter los pies dentro es muy divertido, pero mi papá decía que no los metiéramos, que nos mojaríamos. Dejamos en su casa al amigo de mi papá y a su hijo, y les deseamos que los reyes les dejasen muchas cosas y que ya nos veríamos al día siguiente, porque mi papá invita a algunos amigos suyos a merendar una cosa llena de nata y de figuritas que se llama roscón. Luego fuimos a nuestra casa, donde estaba mi mamá, que nos dijo que nos pusiéramos ropa seca enseguida.

Después de cenar, dejamos comida para los reyes y sus camellos y nos fuimos a dormir un poco nerviosos.

3 comentarios:

Kozure Okami 浪人 dijo...

"Michael Jackson es un señor muy pálido que murió el año pasado porque no se comía la sopa que le daban sus papás y por eso esaba muy flaquito."

AME PARA PRESIDENTE DE UZBEKISTAN!!

Y VITALICIO ADEMAS!!!

Esta frase sola es de una genialidad sublime y absolutistica!!!!

aunque esta muy bien lo de devolver los agravios de la Perfida Albion en cabeza de esa tienda malevola llamada Corte Ingles, que menos mal que no existe por estas latitudes andinas.

Yo propongo humildemente que reclute a Ame, a ese tu amigo y a los Señores de 15 años (dios, que pensara Ame de mi que tengo 30 y barba y me estoy quedando calvo?), y a punta de caramelazos y lanzamientos de Chupa Chups estrategicos, desalojen a los perfidos Britanos de la Española Gibraltar!

Gibraltar epañol o pa' naide!

Saludos Alfor.

PD: Lluvia? no sabia que lloviese en el invierno. que no debe de caer Nieve?

Bruno dijo...

"...porque no se comía la sopa..." creo que el niño no dejara de tomar sopa en su vida entera!!!

Como dice el arriba firmante; si me llegara a ver a mi con 25, barba, canas a los costados y gordo de seguro dira que sobrepaso los 50.

Que estoy de paso por Constantinopla y aqui no hace tanto frio como en el medio de la montaña durmiendo en un container mal calefaccionado o calefaccionado con Vodka.

Alfor dijo...

Kozure, en invierno, en Valencia sólo llueve. Hay quien dice que ha nevado, pero quien habla así es que nunca ha visto la nieve.

Bruno, pues, con lo de la sopa, eso que hemos ganado.