lunes, 2 de marzo de 2009

Disidentes

Ya hace no sé ni cuántas entradas le prometí a Fernando (fue aquí) que contaría la historia de otro socio de "The Other Russia" que mola mucho más que Kaspárov. No, no es quien está detrás de todo esto, que yo no sé quién es, sino de un opositor "pata negra" y desde luego mucho más original que un ex-campeón del mundo de ajedrez metido a político. Eso es de lo más ordinario. Dónde vamos a parar.

Cuando era pequeño, recuerdo que leía un tebeo en el que aparecían historietas donde el protagonista era un técnico electrónico que trabajaba para una organización terrorista, la O.S.A. (Organización Siniestra Anti-Todo). Aunque nos parezca que Flamenquito podría trabajar en ella, sobre todo por lo de "siniestra", en realidad el verdadero jefe de los "anti-todo" es el señor de la foto, que atiende por Eduard Limónov y es un crack.

Limónov (que no es su verdadero nombre) lleva por lo menos unos cuarenta años oponiéndose a todo. Mi primer contacto con él fue en su faceta de literato, que es la que le da de comer, cuando cayó en mis manos una novela corta suya, por cierto, bastante subida de tono, que no me llamó mucho la atención; lo siguiente que leí fueron algunos de sus artículos en "The Exile", una publicación que ha salido por aquí en alguna ocasión y que también era bastante cafre, con perdón de los cafres. Limónov, que habla un inglés más que correcto, pero no perfecto, exigió a los editores de la revista que no corrigieran ni una letra de sus escritos en inglés, y así le quedaron unos artículos bastante curiosos.

Limónov debió nacer ya disidente. El movimiento disidente, o algo así, se desarrolló en los últimos años de la URSS, digamos que a partir de 1970, y de mayoritario no tuvo nada (como posiblemente en casi cualquier país bajo una dictadura). Se limitó a armar un poco de jaleo, a copiar a mano folletos y panfletos y a ver como sus miembros eran vigilados por los servicios secretos y detenidos por la milicia. Recuerdo una conversación que tuve, hace ya algunos años, con una rusa, cuando Berezovsky y Jodorkovsky eran gente admirada y exitosa:

- Ayer por la noche salió Berezovsky en la televisión. Me interesó mucho lo que dijo -dijo ella.
- Pero, ¿realmente cae bien Berezovsky? -me parecía tan increíble como que a un español le caiga bien, no sé, Botín, con el agravante de que Berezovsky se hizo rico de manera mucho más inconfesable que Botín, que ya lo era de casa.
- Bueno, caer bien no, pero es inteligente. Era profesor de matemáticas. Cuando cayó la URSS, alguien tenía que ponerse al frente, y se puso gente como él o como los que tenían más nivel, como la gente que estaba en el Komsomol. Como Jodorkovsky. A lo mejor no está bien lo que haya hecho, pero no se puede negar que es inteligente. Alguien tenía que dar un paso al frente y ser la élite del país ¿Quién lo iba a hacer, si no?
- ¿Algún disidente? - pregunté inocentemente.
- ¡Noooooo! Los disidentes estaban fuera de la realidad. Era gente anormal. Los que estaban en el Komsomol son los que tenían nivel. Si no, no llegaban a entrar en el Komsomol, ni luego en el partido. Los disidentes no podían dirigir nada.

Limónov era disidente. Incluso hoy sigue siendo disidente. Fue expulsado de la URSS, vivió en EEUU, de donde también tuvo que salir, para llegar a Francia. En Francia parece que se serenó un poco y hasta logró la nacionalidad, pero poco más tarde la URSS se deshacía en pedacitos, Limónov volvió y recuperó la nacionalidad de Rusia, el pedazo más gordo.

En 1992 fundó el Partido Nacionalbolchevique, un grupo político ruso muy nacionalista. Pero mucho. En realidad, he sido incapaz de encontrar otro rasgo programático significativo, lo cual,en principio, es bastante parecido a lo que pasa con Rusia Unida, del que nadie sabe qué ideología profesan. Sin embargo, Limónov siempre ha estado opuesto, primero a los liberales de los primeros noventa, luego a los no se sabe qué de los últimos años de Yeltsin, y luego al régimen de Putin. Lo más cerca que estuvo de algo oficial fue cuando formó parte del gobierno en la sombra de Zhirinovsky tras el inesperado triunfo del LDPR en las elecciones de 1993, pero también se enfadó con él y pasó a la acción en solitario con su partido y sus acciones de protesta, la verdad sea dicha, muy originales.

Lo que pasa es que el poder está fatal de sentido del humor y a Limónov acabaron por llevarle a la trena acusado de estar reclutando un ejército para invadir Kazajstán. Evidentemente, invador Kazajstán está feo. Le sentenciaron a cuatro años por comercio ilegal de armas, pero salió a los dos años por buena conducta. Hay que decir que sus antiguos aliados Zhirinovsky y Mitrofánov se portaron bien, olvidaron los enfados que pudieran tener y trataron de influir para que saliera.

A su salida, se reincorporó a la actividad y se unió, naturalmente, a la oposición. Y, como en los tiempos que corren la oposición más ruidosa es la de "La Otra Rusia", pues se unió a ellos, aunque a los demás grupos de "La Otra Rusia", Limónov no se parece mucho. De hecho, no se parece nada. Sin embargo, es detenido regularmente en las manifas no autorizadas en las que toma parte. Hoy, ya es un histórico, pero sigue dando mucha guerra y, como siempre, opuesto a cualquier tipo de poder. El día que mande él, se aburrirá, seguro.

7 comentarios:

Fernando dijo...

Hola Alfor, interesante tu post sobre Límonov, yo creo que "La otra Rusia" no gana nada teniendo en sus filas a un individuo así pero ellos sabrán lo que hacen. Para mí lo más interesante sería saber quién está detrás de esa organización, porque desde luego para los cuatro gatos que les apoyan en Rusia (o al menos eso parece) tienen una cobertura mediática en Occidente que ya lo quisieran otros colectivos mucho más numerosos.
Algo parecido me he dado cuenta que pasa con el "Moscow Times", hasta lo que yo sé es un diario de difusión gratuita en inglés totalmente anti-Kremlin pero he visto que medios occidentales lo usan como fuente. Esto me suena muy raro, es como si para informar de España los medios extranjeros usaran el Metro, el ADN o el "Viva Cádiz" por citar varios ejemplos.
Saludos

tirititrantrantran obviamente flamenquito dijo...

Estaba yo escribiéndole una respuesta a su última contestación, una respuesta seria y tajante, cuando me ha entrado en el agregador esta entrada ... le confieso, (ya no le tuteo pues usted no me tutea, reciprocidad), se me ha medio desmoronado es estado de ánimo en el que estaba.

Me ha gustado aparecer en un post, como dijo no se quién, no se si fue una folclorica (que viendo como esta el patio es de lo más sensato que puede hoy día opinar, al menos comparado con los trincantes, perdón, politicos) ... "que hablen mal pero que hablen".

En todo caso por concretar y clarificar yo no soy anti-todo*, soy anticapitalista (su epoca ya paso), soy antinacionalista (España, Rusia, Andalucia me la suda), por decirle dos, pero soy, sin embargo, pro-socialista (no lo confundas con PSOE ni nada por el estilo) y pro-madridista (por no hablar siempre de política), por decirle otros dos.

Salud y (me digo a mi mismo así entredientes) dientes dientes que eso es lo que les jode (Isabel Pantoja dixit).

p.s.- En cualquier caso, pasada esta ola de buen humor, prometo medio encabritarme de nuevo para terminar la respuesta-chaparrón (a ver si consigo mojarlo, ya que usted no lo hace de motu propio) que le escribía, como diría un argentino, recién. Prepárese.

* Otra cosa es que usted crea, no se si cons o inconscientemente, que lo que usted piensa es TODO.

jusnaturalista desnaturalizado dijo...

Tiene un aire a Trostky que no me gusta nada.

juspositivista negativizado dijo...

Por cierto, por siniestra a que se refiere a izquierda (diestra y siniestra) ...

siniestro

  En los augurios y pronósticos que hacían los antiguos adivinos el hecho de que las aves aparecieran por el lado izquierdo, en latín sinistru(m), era una señal clara de malos presagios; si llegaban por el lado derecho, dexteru(m), anunciaban tiempos de bonanza, de ahí que en nuestra cultura y en prácticamente todas las culturas mediterráneas lo izquierdo sea siempre lo negativo, lo siniestro. Por eso, en la iconografía religiosa el infierno y los condenados aparecen a la à izquierda y quien se levanta con el pie izquierdo pasa un mal día. Solamente la expresión tener mano izquierda, procedente del mundo taurino, está marcada positivamente. Sabido es también que alguien que hace algo muy bien es muy diestro, que los buenos se sentarán a la à derecha de Dios, que lo bueno y lo justo es lo derecho y que los hombres de bien son hechos y derechos. à diestro y mono.
© Espasa Calpe, S.A.

chof, chof, mójate en esto al menos.

Alfor dijo...

Fernando, la cobertura mediática de "La Otra Rusia" es bastante aceptable incluso entre los medios oficialistas, no sólo en el Moscow Times. Lo que pasa es que cada manifa suya acaba con detenciones, y claro, así es como se venden los periódicos, no con cuatro banderas rojas que luego vuelven impunemente a casa.

El Moscow Times es exactamente eso que dices, pero tiene la enorme ventaja de estar escrito en inglés, con lo que, como fuente, es mucho más accesible que "Экономика и жизнь", "Известия" o "Комсомольская правда". La prensa rusa tiende a ser algo densa para el gusto occidental, mientras que el Moscow Times tiene un formato mucho más ameno (otra cosa son sus opiniones, en su día azotadas sistemáticamente por el desaparecido "Exile"). Pero de periódicos rusos ya escribiré otro día.

Flamenquito (en sus múltiples personalidades), si el estado de ánimo en que estaba escribiendo usted era serio y tajante, bien desmoronado está.

No, usted con seguridad no es anti-todo, lo del comentario iba únicamente por siniestro, y en su sentido etimológico estricto de "izquierda". No más, de verdad. Ya habrá notado que en la bitácora "Miles Gloriosus", la lengua latina imperat.

Lo de mojarme lo veo difícil. No vea usted la alergia que tengo a la humedad. Pero ya me he salpicado las veces suficientes para haberme calado, sólo que usted no lo ve. :)

Ande, tres hurras por la propiedad comunal de los medios de producción y a otra cosa.

Bruno dijo...

Teniendo en cuenta mi posicion en la cama tengo como costumbre tocar el suelo con el pie izquierdo. La mala suerte me ha dejado de lado, supongo que ha encontrado a otro a quien estorbar.

Alfor me resulta extraño que aun no hayas tilado de imperialista, sionista o ambas al Moscow Times.

A nivel personal estoy de acuerdo con Fernando, no creo que "The other Russia" saque algun provecho, mas que el mediatico por la presencia de ese ser tan oscuro, bien/mal visto por unos y por otros, al no ser ruso me mantengo al margen porque esto de "Rusia para los rusos" esta volviendo con mucha fuerza, al menos por estos lares.
El viernes parto hacia el Baikal a pasar el fin de semana bajo metros de nieve o una niebla infernal.

We´ll see

Alfor dijo...

Bruno, lo de los epítetos que le dedico al Moscow Times son brooooma. Lo políticamente correcto es decirlo, y yo lo exagero.

En realidad, leo el MT con frecuencia, y puedo estar de acuerdo con algunas cosas. Pero que son sectarios anti-Kremlin es un hecho, y la forma de redactar las noticias, poniendo en relación, como quien no quiere la cosa, hechos que puede que no tengan ninguna, es buena prueba de ello.