miércoles, 28 de noviembre de 2007

Promesas electorales

Este domingo hay elecciones al Parlamento ruso, aunque la verdad es que la gente no habla mucho de eso ¿Para qué? Hay propaganda prácticamente de un solo partido, Rusia Unida, cuya lista encabeza Putin, aunque se presentan otros, más o menos, diez partidos, de los que seguramente desaparecerán todos menos los tres o, como mucho, cuatro, que consigan llegar a la barrera del 7% de los votos y entrar en el Parlamento. Por comparar, con semejantes reglas, en España sólo habría dos partidos parlamentarios: los sociatas y los peperos. Ni Llamazares, ni Cunvarchensia, ni Asquerra Rapublicana, ni los demás partidos regionales. Sólo dos.

El partido del Presidente ganará por goleada. La presión es brutal: no es que prácticamente sólo haya carteles suyos, al menos en Moscú, sino que todos los gobernadores regionales son nombrados por el Presidente y ya les vale conseguir un buen resultado en sus regiones, si quieren seguir yendo en coche oficial. Vale todo y, desde luego, el aparato burocrático, universitario, policial... vamos, todo el aparato público está haciendo músculo. Y, a una mala, pues la comisión electoral, que es quien hace el recuento, también es nombrada por el Presidente, así que ya sabrá lo que tiene que hacer. Vamos, lo normal es que ganen de todas maneras, porque es indudable que hay una mayoría de gente encantada con el régimen, pero parece que quieren más.

Como tampoco se trata de lograr una mayoría turkmena, de ésas de más del 90%, seguramente no van a impedir demasiado que entre el único partido opositor, que son los comunistas. Eso sí, como en las anteriores elecciones, les han puesto un partido aproximadamente de izquierdas a su lado, para quitarles votos, llamado Rusia Justa y que quizá reciba alguna ayudita para entrar en el Parlamento.

Y luego está el incombustible Partido Liberal Demócrata de Zhirinovsky, que también está en el límite entre entrar o no. Si no lo hiciera, eso sí que sería una gran pérdida, porque su líder es el gran animador de la vida pública rusa. Un auténtico bocas que da vidilla a todos los debates televisivos en que participa (las cadenas se lo rifan) y que, de vez en cuando, entre sus mensajes incendiarios, lanza algunas verdades como puños. Vamos, si pudiera, votaría por él, aunque yo de liberal no tengo un pelo (bien mirado, Zhirinovsky tampoco parece que lo tenga).

El resto no tiene ninguna posibilidad y, en cuanto la tengan, van a comenzar a recibir "recaditos", por si acaso les disputan la mandanga a los que están al frente del cotarro. Además, hay alguno que es directamente de vergüenza ajena, como el vídeo electoral que vi el otro día del pomposo "Partido Democrático de Rusia", en que un tipo con melena de ricitos largos y un aspecto más inquietante que Hugo Chávez en tanga se dedicaba a soltar barbaridades y la locutora agregaba cosas como que votando a su partido la selección rusa de fútbol ganaría el Campeonato de Europa, derrotando a la de Inglaterra por 3:1 en la final.



Hay que reconocer que esa promesa electoral es, por lo menos, atrevida, y más teniendo en cuenta que Inglaterra no estará en el próximo Campeonato de Europa (vale, la promesa se refería al futuro lejano). Pero, si da votos, que eso lo veremos el domingo, ya me veo a los Zapatero y Rajoy prometiendo resultados deportivos. Yo siempre he querido ganar el campeonato del mundo de ajedrez, así que, señores políticos, si quieren mi voto, ya saben.

Y, para los que saben ruso, un vídeo con muuuuuy mala leche:

3 comentarios:

Boots dijo...

Querido Alf, estás desinformando al vulgo. Si llegan más de 2 partidos al Parlamento quedaré bastante sorprendido.
Por otra parte, llamar opositor al partido Comunista es ser muyyyy, pero que muyyyy generoso.

A mí lo que no deja de sorprenderme es la manía persecutoria del Vladimir con los 3 gatos de la oposición esa liderada por el gran ajedrecista metido a politico de pacotilla que es Kasparov. Si no les hiciera caso, no les daría publicidad ninguna fuera de Rusia (porque dentro ya sabemos que no la van a tener). ¿¿¿ Tendrá acaso razón Kasparov, que por cierto sale hoy de la prisión o comisaría,y va a resultar que el jefazo no se siente tan seguro como parece ????. Me extrañaría, desde luego.

En fin, a algunos incluso nos toca trabajar en elecciones, porque a algún lumbreras se le ha ocurrido hacer una especie de "fiesta de seguimiento electoral" por estas oficinas y claro, la ayuda técnica siempre ha de estar a mano...

Kloonich

Alfor dijo...

Boots, sí que es chocante que Putin sea tan cafre con los cuatro gatos de la oposición. O no está muy seguro, o quizá sea todo lo contrario, que se siente sobrado y cree que puede permitirse cualquier cosa. Y, lo que es peor, parece que sí, que puede.

Espero que tu jornada de trabajo dominical y electoral con ayuda técnica incluida no fuera demasiado complicada y se limitara a conectar y desconoectar el televisor. Eso sí, de manera digna y protocolaria.

Y fíjate que sí, que parece que van a entrar los cuatro partidos que dije. Yo, sobre todo, me alegro por Vladimir Volfovich, que es un crack.

Boots dijo...

Pues sí, tenías razón.
Por aquí cerca se han estado manifestando los de Nashi (un huevo de ellos); todos con una banderita con el lema "Nuestra victoria" colgada al cuello. Y con el frío que hacía .... ¡¡qué valor!!

Mi jornada dominical fue muy digna. con 2 televisores, un proyector y un ordenador que conectar... Manda huevos que tenga que currar yo en domingo por unas elecciones aquí...