domingo, 13 de mayo de 2007

Blancos

En estos días es casi obligatorio escribir algo sobre el día de la victoria. El 9 de mayo en Rusia se celebra la victoria de la Unión Soviética sobre la Alemania nazi; se celebra por todo lo alto, y no es para menos, habida cuenta de que, probablemente, no ha habido en toda la historia una guerra tan mortífera como la que tuvo lugar en el frente este en la Segunda Guerra Mundial.

Nosotros empezamos el día tarde y decidimos hacer una ofrenda de flores a un monumento a los soldados soviéticos que hay dentro de un colegio. Abi, Ro y Ame recogieron flores, las pusieron a los pies del monumento y luego nos pusimos a rezar. Quedó emotivo.

Tanto retraso nos hizo perdernos el desfile comunista, que ya había pasado por la calle. Sólo conseguimos ver el desfile de los blancos, que cerraban toda la marcha, rodeados de OMONes, como se ve arriba.

Siempre me he preguntado qué hacen los blancos manifestándose el 9 de mayo. El Gobierno soviético fue despiadado con ellos, no sólo durante la guerra civil, sino mucho después de terminada la misma, llegando a realizar actos, como el secuestro del general Miller, exiliado en París, que no dicen nada bueno de quienes lo perpetraron. No es extraño que, cuando Alemania invadió la Unión Soviética, destacados blancos, en particular de los regimientos cosacos, se unieran a la Wehrmacht. A ojo, se me ocurren los nombres del general Krasnov, Shkuró y Domanov. Bien es cierto que la organización militar de los blancos, la ROVS, nunca apoyó explicítamente a los nazis, y que el líder blanco más prestigioso, el general Anton Denikin, reconvertido a historiador y residente en París, rechazó tajantemente todas las tentaciones que los nazis le pusieron delante para apoyarles.

De hecho, hoy ha aparecido una noticia en el panfletillo pro-occidental en inglés de Moscú, que no deja de tener su interés. Para leerla, hay que pinchar sobre la imagen.

Tras la marcha blanca, nos dedicamos a aprovechar que las calles del centro seguían cerradas y a contemplar la tradicional carrera de relevos por Sadovoye Koltsó. Dios mío, la próxima vez que corra en una carrera, a ver si me ponen en meta un grupito de chicas actuando, como los de aquí, que ya tengo demasiadas camisetas de carreras.